La Fiscalía de Madrid confirmó la denuncia al español Xabi Alonso, al argentino Ángel Di María y al portugués Ricardo Carvalho, todos ex futbolistas del Real Madrid, por presuntos delitos fiscales. Fotos: Goal.com/EFE/SPORTAL.co.nz
La Fiscalía de Madrid también abrió una investigación a otros dos jugadores, el colombiano Radamel Falcao, antiguo delantero del Atlético de Madrid y actualmente en el Mónaco, y el portugués Fabio Coentrao, todavía en el Real Madrid.

La Fiscalía de Madrid confirmó hoy la denuncia al español Xabi Alonso, al argentino Ángel Di María y al portugués Ricardo Carvalho, todos ex futbolistas del Real Madrid, por presuntos delitos fiscales.

Además, abrió una investigación a otros dos jugadores, el colombiano Radamel Falcao, antiguo delantero del Atlético de Madrid y actualmente en el Mónaco, y el portugués Fabio Coentrao, todavía en el Real Madrid.

Las pesquisas nacieron de datos aportados por la Agencia Tributaria y entre estos no figuró el nombre del crack del Real Madrid Cristiano Ronaldo, señalado recientemente por la prensa por haber desviado presuntamente a un paraíso fiscal al menos 150 millones de euros obtenidos por derechos de imagen.

Sin embargo, el hecho de que no aparezca el nombre del futbolista portugués en los últimos datos enviados por la Agencia Tributaria no significa que no vaya a figurar en posteriores aportes. Tampoco lo contrario.

A excepción de Alonso, que milita ahora en el Bayern Múnich, todos los jugadores aparecidos en el informe de denuncia de la Fiscalía tienen al mismo representante, el portugués Jorge Mendes, el hombre que también lleva los asuntos de futbolistas como sus compatriotas Cristiano Ronaldo o Pepe.

Alonso, Di María, Coentrao y Carvalho coincidieron a la vez en el Real Madrid durante dos temporadas, entre 2011 y 2013. De ellos, solo Coentrao sigue vistiendo de blanco, pues Alonso juega en el Bayern, Di María en el PSG y Carvalho no tiene equipo.

Por otra parte, la Fiscalía se mostró a favor de la medida cautelar adoptada por el juez de instrucción número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, contra la publicación de los datos filtrados por la red "Football Leaks" por considerar que esos datos personales, fiscales y financieros fueron obtenidos de forma ilícita y pueden afectar a la investigación en marcha.

El juez acordó la semana pasada paralizar la información a la que haya podido tener acceso la red de medios European Investigative
Collaborations (EIC), según la cual destacados futbolistas se habrían servido de diferentes sociedades para evadir sumas millonarias en impuestos al fisco.

La Fiscalía de Madrid argumentó en su escrito que las actuaciones por delitos fiscales se basan en datos de Hacienda, que no se deben publicar datos obtenidos de forma ilícita y que las diligencias están declaradas secretas y su difusión puede perjudicar a las actuaciones.

Junto a ello, dejó claro que "nunca va a dejar de perseguir infracciones contra la Hacienda Pública, siempre y cuando aprecie la existencia de delito".

Aunque los supuestos problemas fiscales de Cristiano Ronaldo fueron revelados el sábado, no fue hasta el martes por la noche cuando el Real Madrid emitió un comunicado en defensa de su gran estrella para pedir "máximo respeto" hacia el jugador y destacar su "ejemplaridad".

"Ante las informaciones que se vienen publicando en los últimos días y a la vista del certificado emitido por la Agencia Tributaria por el que se acredita que nuestro jugador Cristiano Ronaldo está al corriente de todas sus obligaciones fiscales, el Real Madrid C. F. exige el máximo respeto para un jugador como Cristiano Ronaldo, cuyo comportamiento ha sido absolutamente ejemplar durante toda su trayectoria en nuestro club", manifestó el club español.

Los abogados de Cristiano Ronaldo mostraron públicamente un documento emitido por la Agencia Tributaria que aseguró que estaba al corriente de pago con todas sus obligaciones fiscales.

Un documento similar mostró Pepe en la noche del martes a través de las redes sociales. "Después de las informaciones aparecidas en los medios, os informo que me encuentro al corriente de mis obligaciones fiscales", aseguró a sus seguidores.

Y añadió: "En años anteriores procedí, voluntariamente y anticipándome a cualquier requerimiento/intervención de la Agencia Tributaria, a regularizar mis ingresos por derechos de imagen por el cambio de criterio de Hacienda en España".