Especial
Se desconocen las causas del lamentable hecho. Los restos, según don Rufino, serán cremados en EUA y traerán las cenizas durante estos días.

Una vez más viajando, pero ahora hacia Houston a reencontrarse con su hija Roxana Dávila, murió Ricardo Dávila, quien entregó su vida al estudio de la Historia regional.

Rodeado de centenares de libros encontré en su librería a don Rufino Rodríguez Garza, también historiador y paleontólogo, quien tenía una serie de fotos con su compadre en las cuevas de San Vicente, que visitaron en los últimos viajes que hicieron juntos. 

Las cuevas guardan en su paredes pinturas rupestres que datan aproximadamente de mil 500 años atrás, y narran los rituales de cacería de varios chamanes.  

“Era mi compadre. Le aprendía. Me llevaba a lugares. Hace menos de tres semanas, ahí donde estas sentado me platicó que iba con Roxana, su hija. 

“Poquito antes de dos años salimos al municipio de Zaragoza. A su mujer le gusta pintar cuestiones “chamánicas”; me pidió que lo llevara, que él hacía cargo de los gastos, y pues nos fuimos”, recuerda. 

Rufino entre muchos recuerdos y anécdotas, contó que Ricardo era un cazador, explorador y experto en armas, en especial en las del siglo 17.  

“Él conocía el territorio de Coahuila, eso no quiere decir que no cazara en Nuevo León o Zacatecas. Usaba el detector para encontrar vestigios; nos íbamos al área, ahora con muchas fábricas, en dónde el ejercito de EUA tuvo su base en la Batalla de La Angustura”.

“Era un excelente padre... siempre apoyó a sus hijos, en la medida que sus capacidades económicas le permitían. 

La notica de la muerte del arquitecto de propagó rápido en las redes sociales, en especial en el grupo “Ranchos, Pueblos y Villas de Coahuila”, en donde Ricardo compartía material histórico, y fue ahí en donde también compartió que se ausentaba del grupo para viajar por razones de investigación. 

“Hola, a los administradores del grupo y a todos los miembros les comunico que desde hoy no sé cuánto estaré ausente por razones de investigación y aventura. De ser posible y si llega la señal me estaré comunicando con todos ustedes”, escribió.

El 13 de agosto, su hija Rocío Dávila agradeció los mensajes de solidaridad y cariño, después de que las personas se enteraran de su fallecimiento. 

Buen día a todos 
“A nombre de mi familia y personal, quiero agradecer sus muestras de cariño. Lamentablemente el viaje que hizo mi papá fue mas alla de lo imaginado, me cuesta asimilarlo; paso tan rapido todo.

“Él viajó a Houston, así que imaginan que es un poco tardado el proceso para poder traerlo pero teniendo más información de donde lo tendremos yo personalmente les informaré. 

“Gracias a todos por su apoyo, pido una oración para elevarla al cielo donde se encuentra mi padre en busca de nuevas aventuras
QEPD”.

Se desconocen las causas del lamentable hecho. Los restos, según don Rufino, serán cremados en EUA y traerán las cenizas durante estos días. 

Su obra
En el diccionario biográfico de Coahuila de Arturo Berrueto González, se encuentra la biografía y la lista de sus obras publicadas de “El Chamán”.

Jesús Ricardo Dávila Rodríguez, arquitecto e historiador nació el 23 de noviembre de 1947 en Saltillo. Cursó la primaria en la escuela Anexa a la Normal y la secundaria y el bachillerato en el Ateneo Fuente. 

Fue arquitecto por la UAdeC, maestro de la Universidad. Laboró en la Dirección Municipal de Obras Públicas y en las del Estado. 

Aplicó sus conocimientos en el Centro Histórico de la ciudad.

Fue conferencista en escuelas nacionales sobre Historia, Antropología y Paleontología regionales. 

Perteneció a la Sociedades Mexicanas de Geografía, al Colegio de Antropología e Historia de Coahuila y a la Sociedad Paleontológica y Antropología.

Fue autor de Los petroglifos y su interpretación; La Hacienda de la Purísima Concepción; San Esteban de la Nueva Tlaxcala; Saltillo, palabra de ciudad; Los tranvías en Saltillo; Nacapa, sitio arqueológico; Un mural en el desierto; Un viaje al pasado; Las monedas de México; Fray Juan Larios; San Esteban; El Landín; Guerrero, Coahuila, la puerta de la colonización de Texas; Arqueología de un experiencia adversa; Leyendas de nuestra tierra (2001); Leyendas con sabor a Saltillo I y II.

El Gobierno del Estado en 2004 le publicó la antología Leyendas de Saltillo. 

Descanse en Paz.