Actualmente la calificación del país se encuentra en A3 con perspectiva negativa

La agencia calificadora Moody’s alertó que el apoyo recurrente del gobierno federal a Petróleos Mexicanos (Pemex) a la empresa sigue siendo un riesgo clave a mediano plazo para las perspectivas crediticias del soberano.

En un documento, la analista soberana de México en Moody’s, Ariane Ortiz señaló que el anuncio de la Secretaría de Hacienda en relación con la operación de manejo de pasivos de deuda de Pemex, que incluye una aportación de capital por el equivalente a 5 mil millones de dólares, reducirá las necesidades de financiamiento en el corto plazo y es consistente con su expectativa de alto apoyo del gobierno para la empresa productiva del Estado.

Sin embargo, a pesar de que la operación debería aportar un alivio financiero a Pemex, no cambia de manera sustancial las perspectivas crediticias del soberano, las cuales se ven reflejadas en la perspectiva negativa a la calificación de A3.

 

La analista explicó que se tomó nota de que la aportación de capital por 5 mil millones de dólares no incrementa la deuda del gobierno, dado que los fondos vendrán de retirar activos financieros de la tesorería.

No obstante, a pesar de que la operación de manejo de pasivos y la aportación de capital pueden reducir el tamaño del apoyo a Pemex por parte del gobierno relacionado con sus necesidades de financiamiento, apoyo adicional podría ser necesario para que la empresa pueda cumplir con otros de sus vencimientos de deuda y para incrementar el gasto de capital si es que la empresa busca reemplazar reservas y cumplir con sus objetivos de producción de petróleo.