Universidad Autónoma de Coahuila | Foto: Vanguardia
Entre 2015 y 2021, quitaron 98% de fondos extraordinarios a unis; ‘Todas las universidades caerán en complicaciones económicas’

Ante los recortes federales para el Presupuesto de Egresos y la desaparición de 11 bolsas extraordinarias, el rector de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), Salvador Hernández Vélez, advirtió que el Sistema de Educación Superior en México se encamina a una crisis financiera. 

Hernández expuso en entrevista con el programa Conversando, de Carlos Arredondo, que en 2015, las universidades autónomas del país tenían la posibilidad de acceder a 11 fondos extraordinarios para resolver problemas de crecimiento, mantenimiento, estímulo docente, calidad educativa, infraestructura, crecimiento de la matrícula, entre otras, sin embargo, con la administración de Andrés Manuel López Obrador, estos desaparecieron.

“Para el 2021 solamente va a existir un fondo, pero el total de recursos al que podemos acceder las universidades es de 130 millones de pesos, porque hubo una reducción del 98% en el presupuesto ordinario, eso es preocupante porque está pegando en la calidad educativa que solo tiene en el país una cobertura del 38%, mientras que los países de América Latina tienen una cobertura del 53%, por eso requerimos crecer, pero no podemos si no hay recursos”, detalló.

Uno de los fondos que desaparece es  el UO81 que se utilizaba para apoyo a los problemas estructurales de las Universidades, entre ellos las pensiones.

“Ninguna universidad pública de este país podemos acceder a recursos extraordinarios para esta cuestión”, agregó.

 

 

En este sentido, expuso que en la UAdeC, se ha resuelto en coordinación con el Gobierno del Estado, que también tiene compromisos con la universidad, en 2018 y 2019,  y se encuentran trabajando para resolver esta cuestión en 2020, sin embargo, la administración estatal enfrenta también severos recortes. 

“En la última reunión que tuvimos con la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior), una de las cosas que se planteó es que si la política de financiamiento que hay para instituciones de educación superior en México, nos ha llevado a que en este momento estemos tres universidades con problemas financieros, quiere decir que para el 2021 si lo que acordó la Cámara de Diputados no se cambia todas las universidades del país, sin excepción de ninguna, van a estar en crisis financiera”, aseguró.

Ante ese panorama plantearon a la Secretaría de Educación Pública, a los Diputados y los Senadores, destinar una partida extraordinaria para garantizar las pensiones, pues el sistema actual no es suficiente y podría regularse dentro de una década.

Por otro lado, ante la crisis de salud y la posibilidad de que el regreso a las aulas seae hasta 2022, apuntó que la digitalización de las universidades orilla a renovar los planes de estudios, como mínimo cada dos años.