Especial/ Para lograr la desestimación de los delitos contra el general, tuvo que haber una fuerte negociación entre México y Estados Unidos en la que, sin duda, el segundo saldrá ganando
Es altamente probable que uno de los hombres clave en la estrategia de seguridad en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, se mantenga en libertad.

De acuerdo con Expansión, una investigación tan sólida contra Salvador Cienfuegos, el exsecretario de la Defensa como la de la Fiscalía de Estados Unidos, difícilmente se realizará en México por parte de la Fiscalía General de la República, un proceso en contra del general por lavado de dinero y narcotráfico, según expertos.

Añaden que los especialistas consultados afirmaron que los mensajes, grabaciones y testigos protegidos con los que contaban las autoridades estadounidenses para procesar al "Padrino” —como le llamaron los agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA)—, no tendrán valor probatorio en México, por lo que es altamente probable que uno de los hombres clave en la estrategia de seguridad en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, se mantenga en libertad.

“¿Qué juez va a aceptar como pruebas legales intervenciones de una agencia norteamericana sin la orden de un juez federal mexicano? Se tacharán de haber sido obtenidas de forma ilegal. No veo que en México haya la posibilidad en cuanto a las imputaciones que hicieron en Estados Unidos y con las pruebas obtenidas, de enjuiciarlo y tener una sentencia contra el general”, consideró, César Gutiérrez Priego, especialista en derecho penal, militar y seguridad nacional.

En tan solo un mes, Salvador Cienfuegos Zepeda pasó de ser detenido y acusado de delitos de narcotráfico y lavado de dinero a ser un hombre libre, ello a pesar de que en Estados Unidos se tenían pruebas de la supuesta protección a Juan Francisco Patrón , el “H2”.

Miles de mensajes interceptados de una BlackBerry y grabaciones en los que se detallaban las numerosas maneras en que Cienfuegos Zepeda, conocido como El Padrino”, ayudaba a la organización del “H2” eran parte de las pruebas que tenía la Fiscalía en Estados Unidos.

“Esas grabaciones van a carecer de valor probatorio en México”, planteó el experto. Sobre dos testigos protegidos que tenía la Fiscalía de Estados Unidos, Gutiérrez Priego destacó que no serán admitidos en México porque aquí no podrían apegarse al criterio de oportunidad, es decir, aportar información a cambio de un beneficio legal.

Este miércoles, la jueza estadounidense Carol B. Amon concedió el desistimiento que la Fiscalía de Estados Unidos pidió sobre los delitos que se le imputaban por lo que se ordenó la repatriación del exsecretario de la Defensa Nacional a México, quien llegó este miércoles a México.

A su arribo, la FGR le notificó formalmente la existencia de una investigación con la información que se recibió del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. El general proporcionó toda sus datos personal y de contacto, “manifestando su total disposición de atender los requerimientos propios de la investigación”.

Para Eruviel Tirado, coordinador académico del Programa de Seguridad Nacional y Democracia en México de la Universidad Iberoamericana, es absurda la decisión de haber desestimado los delitos contra Cienfuegos porque, consideró, que Estados Unidos tenía pruebas de los delitos imputados.

“Las detenciones que se realizan por parte de las agencias estadounidenses a diferencia de las mexicanas, procuran sustentarse y respetar el debido proceso… en Estados Unidos las acusaciones funcionan como deberían de funcionar en un sistema de justicia”, apuntó.

“Con la liberación de Salvador Cienfuegos se refuerza el mensaje a la cúpula militar de que ni siquiera el gobierno de Estados Unidos puede tocarlos, es decir, son intocables, ni el presidente de México ni el gobierno de Estados Unidos pueden hacer nada en caso de que ellos violen la ley”, expresó José Andrés Sumano, investigador de El Colegio de la Frontera Norte.

Con él coincidió César Gutiérrez Priego, pues en su opinión, con esta liberación, las fuerzas armadas “están demostrando que tienen un poder tan grande que pueden influir en las decisiones del poder civil”.

Para lograr la desestimación de los delitos contra el general, tuvo que haber una fuerte negociación entre México y Estados Unidos en la que, sin duda, el segundo saldrá ganando.

Para Eruviel Tirado, de la Universidad Iberoamericana, México pudo haber condicionado su cooperación en materia de seguridad a cambio de que se le repatriara a Cienfuegos, ahora falta saber cuál será el costo que tendrá para el país.

“Después de esta entrega de Cienfuegos al gobierno, México va a estar más sometido al interés de las definiciones de seguridad de Estados Unidos que de un acuerdo compartido de agenda bilateral de seguridad ”, advirtió.

Miguel Sagnelli

Editor Web de secciones Coahuila, México e Internacional. Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación. Con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación europeos y nacionales. Tanto en redacción, producción y docencia de los mismos.