Foto: Efrén Maldonado
Los trabajadores, ya preparados, apagaron las llamas con un extintor... a casi un año de que se registrara un incendio que consumió el local de comida en Saltillo

Saltillo.- Por poco y otro descuido ocasiona un segundo incendio en el negocio de comida denominado “Tacos Checo”, ya que como la vez anterior la grasa acumulada en la campana fue alcanzada por el fuego del carbón ya que comenzó a apagarse, así que uno de los empleados le echó aceite y al salir la flama alta alcanzó la grasa de la campana. 

Después de esto rápidamente y gracias a que esta ocasión estaban preparados, tomaron un extintor y con él lograron apagar el fuego, después rociaron agua para eliminar riesgos. 

En febrero de 2017 se registró un incendio que consumió el local / Foto: Vanguardia

En este incidente nadie resultó lesionado, tampoco se originó un caos entre los comensales, quienes en todo momento mantuvieron la calma. 

Fue minutos antes de las 7 de la tarde de éste martes cuando se registró el conato de incendio en el negocio, que por fortuna no dejó mayores consecuencia como la ocasión pasada en que el negocio terminó consumido a cenizas, recordando que se trató completamente de un accidente.

Elementos de Bomberos se trasladaron rápidamente al lugar tras el reporte del incendio, acudiendo además de rescatistas, elementos de Protección Civil para supervisar la situación, al ver que se habían eliminado riesgos y que todo estaba bajo control, se retiraron pero no sin antes hacerle unas recomendaciones al propietario y a los trabajadores. 

En febrero del año pasado, la taquería quedó reducida a cenizas por un incendio que dejó pérdidas por 4 millones de pesos y un bombero lesionado.

En aquella ocasión lo bomberos trabajaron por espacio de uno hora hasta controlar las llamas.