Especial
Tras la versión que daba por muerto a Tenorio Contreras, el hijo del alcalde pidió no especular

Luego de que el presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) y presidente municipal de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar, confirmara la muerte de Francisco Tenorio, alcalde de Valle de Chalco, el gobierno del Estado de México desmintió la versión.

Tras la versión que daba por muerto a Tenorio Contreras, el hijo del alcalde pidió no especular, y afirmó que su padre se encuentra en manos de los médicos que lo atienden en el hospital de alta especialidad de Ixtapaluca.

Por su parte, el director de Comunicación Social del gobierno del Estado de México, Jorge Alberto Pérez Zamudio, desmintió a Enrique Vargas, al señalar que Tenorio Contreras permanece delicado pero con vida en el nosocomnio, donde le fue realizada una craneotomía descompresiva.

Alrededor de las 11:30 de la mañana, Francisco Tenorio Contreras fue atacado a balazos mientras realizaba un recorrido por el fraccionamiento GeoVillas La Asunción.

Especial

De acuerdo al informe oficial del Ayuntamiento del Valle de Chalco, dos sujetos se acercaron al alcalde para solicitarle una foto; después, le pidieron un “aventón” y ya abordo de la unidad, uno de ellos sacó un arma y le disparó en dos ocasiones.

Debido a la gravedad de las heridas fue trasladado de emergencia, vía aérea, al Hospital Regional de Alta Especialidad Ixtapaluca.

Tras el ataque, el Ayuntamiento de Valle de Chalco informó en un comunicado que el presidente municipal Tenorio Contreras se encontraba delicado de salud. Minutos después borraron la publicación de su cuenta oficial de Facebook.

En el mes de febrero de este año, el alcalde denunció que había recibido, junto con funcionarios y elementos de la Policía Municipal de Valle de Chalco, amenazas por parte del crimen organizado.

Especial

De acuerdo al alcalde, las primeras llamadas intimidatorias las habrían recibido luego de que en febrero fueran detenidos tres integrantes de una banda dedicada al robo de autos.

Sin embargo, en palabras del propio alcalde Francisco Tenorio no fueron estas las únicas advertencias que habría recibido.

Las presuntas amenazas fueron adjudicadas por Tenorio Contreras a la lucha contra la delincuencia organizada que había emprendido al inicio de su administración.

Sin embargo, en declaraciones a medios locales declinó cejar en su esfuerzo contra la delincuencia, pese a haber reconocido que temía a la muerte.