AP
Aunque el quarterback de Patriots no pudo entrenar el miércoles, hoy Tom Brady regresó a los entrenamientos 'entre algodones' para jugar el domingo

El miércoles por la tarde se prendieron los focos rojos ante la auscencia de Tom Brady en la páctica de los Patriots de Nueva Inglaterra, en la que se aseguraba que corría peligro su participación en el juego de este domingo contra los Bills de Buffalo.

Sin embargo hoy el Boston Herald publicó que el veterano quarterback resgresó a los entrenamientos, aunque con exceso de cuidados, ya que además de su dolencia en el tendón de Aquiles, también era tratado por golpes en el brazo izuquierdo.

Brady ha comenzado los 11 juegos esta temporada para Nueva Inglaterra y la semana anterior se perdió una práctica antes de la victoria sobre Miami, con la misma lesión.

 

El jugador de 40 años viene de una actuación de cuatro touchdowns en la victoria sobre los Dolphins y ha lanzado para 3 mil 374 yardas, 26 touchdowns y tres intercepciones esta temporada.

Aunque en dicho juego fue maltratado por la defensiva de Miami, pues varias veces terminó “planchado” sobre el paso artificial del Gillette Stadium en Foxborough.

Por lo pronto su situación podría aparecer como cuestioble y todas las dudas desaparecerían cuando mañana informen el estatus del jugador ante la Liga.

 

Brady no ha tenido el desempeño que se esperaba, en cuanto a producción de puntos en Fantasy, sin embargo Patriots es líder de la AFC Este, luego de ganar siete juegos seguidos.