Peligro. Tanto la ONU como cientos de organismos civiles ven riesgos en la militarización de la seguridad pública. / Cuartoscuro
El organismo y diversas organizaciones mexicanas exhortan a la Suprema Corte a tomar en cuenta sus señalamientos

CDMX.- El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas alertó que la Ley de Seguridad Interior podría exacerbar la violencia y favorecer que se cometan violaciones graves de los derechos humanos, por lo que exhortó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a tomar en cuenta sus señalamientos en las deliberaciones que llevan a cabo.

En un documento conjunto, los grupos de Trabajo sobre la Detención Arbitraria; Desapariciones Forzadas o Involuntarias; la relatora Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias; el relator sobre la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión; el relator Especial sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos y el relator Especial sobre el Derecho a la Privacidad manifestaron su “preocupación por el contenido de la Ley de Seguridad Interior y su potencial impacto sobre la protección de los derechos humanos”.

Destacaron que es preocupante la posibilidad de que la ley tenga el efecto de ampliar el rol de las Fuerzas Armadas en la seguridad ciudadana y que esto exacerbe el nivel de violencia que existe en diferentes partes del país.

En tanto el colectivo #SeguridadSinGuerra llamó a  los ministros de la Suprema Corte de Justicia a sumar su voto para que la Ley de Seguridad Interior sea declarada inconstitucional, y al presidente electo le piden abstenerse de proponer reformas constitucionales que promuevan la militarización. 

ENTÉRESE
>  Las organizaciones  sociales proponen  eliminar propuestas  que mantengan el paradigma de la militarización de la seguridad pública, o la creación de una guardia nacional.