Foto: Cuartoscuro
El empresario dejó el Reclusorio Norte esta tarde, y lo hizo ataviado en un elegante traje, sonriendo a las cámaras y fumando uno de sus puros favoritos: los lujosos Arturo Fuente OpusX

Esta tarde, el empresario Alonso Ancira, aún presidente del consejo de Administración de AHMSA, dejó el Reclusorio Norte y lo hizo ataviado en un elegante traje, sonriendo a las cámaras y fumando uno de sus puros favoritos, los lujosos Arturo Fuente OpusX.

El también conocido "Rey del Acero" abandonó la prisión poco después de las 19:00 horas este lunes, luego de llegar a un acuerdo con Pemex para pagar 216 millones de dólares como reparación del daño por la venta de la planta chatarra de Agronitrogenados a la paraestatal.

Un reportaje publicado en Expansión en 2008 por la periodista Bárbara Anderson, da a conocer los gustos caros del empresario Alonso Ancira, entre ellos su predilección por los costosos puros dominicanos Arturo Fuente, mismo que fue uno de los que degustó tan pronto salió de la prisión, y presumió ante las cámaras que trataban de captarlo tras el cristal de su vehículo Mercedes Benz en el que se desplazaba por las calles de la CDMX.

Recordemos que en diversos eventos a Ancira se le ha visto fumar estos puros, que tan solo tres de ellos, según la tabaquería Habano 2000, una caja de puros tiene un costo superior a los 30 mil pesos.

A los 16 años Ancira fue minero pues, de acuerdo a Anderson, a esa edad el joven Alonso "no parecía tan buen estudiante como resultó después para los negocios. Reprobó algunas materias y, como castigo, su padre lo envió a trabajar ocho meses como auxiliar de perforación en la mina de la familia, Baztán del Cobre, en Michoacán".

Ahora, sus acreedores han calificado a Ancira como "un empresario hábil, un minero talentoso, muy ‘pagado de sí mismo’, poco ético, inteligente".