Amazon prueba la posibilidad de establecer un sistema de entrega de paquetes en las gasolineras Shell en Alemania. Foto: Internet
La mayor empresa de venta por Internet del mundo quiere poder ser independiente del líder del mercado alemán de entrega de paquetes, DHL.
Shell y Amazon prueban desde julio las llamadas taquillas de Amazon en diez gasolineras Shell en Múnich"...
István Kapitány, jefe de la división internacional de gasolineras de Shell

Llenar el depósito, lavar el coche y recoger un paquete: El gigante estadounidense Amazon prueba la posibilidad de establecer un sistema de entrega de paquetes en las gasolineras Shell en Alemania para reducir su dependencia de las grandes empresas de logística del país.

"Shell y Amazon prueban desde julio las llamadas taquillas de Amazon en diez gasolineras Shell en Múnich", afirmó István Kapitány, jefe de la división internacional de gasolineras de Shell, al diario económico alemán "Handelsblatt".

La mayor empresa de venta por Internet del mundo quiere poder ser independiente del líder del mercado alemán de entrega de paquetes, DHL.

De acuerdo con el rotativo, Amazon y Shell quieren recabar las primeras experiencias antes de desarrollar la cooperación. Está previsto abrir más de un centenar de taquillas automáticas de paquetería en las gasolilneras Shell en Alemania, indicó el diario.

Los clientes podrán elegir así en un futuro si prefieren que su paquete se envíe a estas consignas automáticas en caso de que no vayan a estar en casa.

Con el nuevo servicio los clientes reciben un e-mail de Amazon con el código individual de recogida tan pronto como el paquete llegue a la estación de recogida. Los clientes tienen tres días laborables para ir a por el paquete. Después de ese tiempo los paquetes son devueltos a Amazon.

El grupo británico-neerlandés cuenta con casi 2,000 gasolineras en Alemania, siendo la segunda suministradora de gasolina en el país europero por detrás de Aral. En todo el mundo Shell posee 43,000 gasolineras.