Andrés Manuel aseguró que sea cual sea la decisión que tomen los mexicanos su Gobierno va a “garantizar la inversión, la imparcialidad, y garantizado que va a haber cero corrupción”

“Lo que decida la gente va a ser respaldado por el Gobierno y los contratos que existen en la construcción del Aeropuerto en Texcoco, en el caso de que se escogiera Santa Lucía, esos contratos van a ser respaldados, protegidos”, añadió el mandatario electo.

Este jueves comenzó la Consulta Popular para decidir el futuro del NAIM que se extenderá durante cuatro días para concluir el próximo domingo. Se instalarán un total de mil 73 urnas en 538 municipios del país a donde podrán acudir a votar todos los mexicanos. Las mesas estarán abiertas de 8 de la mañana a 6 de la tarde.

Las opciones son continuar la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco, a 32 kilómetros de la capital mexicana, o cancelarla y, en su lugar, construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía, a unos 45 kilómetros de la Ciudad de México, además de utilizar como alternativa el aeropuerto de Toluca, a 60 kilómetros de la capital.

Esta mañana, el Presidente electo también acusó que hay una campaña en algunos medios de comunicación para intentar desprestigiar la consulta. Dijo que parece que se dictó línea porque “hay intereses económicos de por medio”.

López Obrador hizo referencia al periodista Carlos Loret de Mola a quien acusó de difundir “miedo” asegurando que la consulta traerá devaluación.

“Escucho que gritaba como pregonero, Loret de Mola, diciendo de que va a haber devaluación y que va a haber incertidumbre, pues eso no es lo más adecuado”, aseguró.

“De manera muy irresponsable, lamento que esto se dé. Yo entiendo que hay intereses en este asunto, intereses económicos de por medio, pero hay que poner por delante el intereses general, el interés del pueblo. No se puede apostar por asustar a la gente y a crear un ambiente de inestabilidad sólo porque no les gusta la consulta. Esta es la mejor forma de resolver las cosas, preguntándole a la gente, no hay que tenerle miedo a la gente”, dijo.

Explicó que por mañana acababa de escuchar ahora de Loret de Mola, “como si él tuviese acciones en alguna empresa o le hubiesen dado instrucciones”.

“Según yo entiendo Televisa no tiene acciones en el aeropuerto, a no ser que un miembro sí tenga acciones en una empresa constructora. Es lamentable que haya estas campañas de miedo.

Casi de inmediato, en vivo en Radio Centro, Carlos Loret de Mola aseguró que el Presidente electo “trae algo” contra él:

“El Presidente electo trae algo el Presidente porque me ha a estado atacando en Twitter”.

“¿De dónde saca eso? ¿Qué quiere decir con está vendido? Esto es lo que pienso”, aseguró Carlos Loret en su programa “Sin Anestesia”.

El periodista dijo que jamás utilizó la palabra depreciación tal y como aseguró el próximo jefe del Ejecutivo, pero sí recalcó que las acciones del Presidente ya se ven reflejadas en el peso.

CUALQUIER OPCIÓN TARDARÁ: ESPRIÚ

El ingeniero Javier Jiménez Espriú, futuro Secretario de Comunicaciones y Transportes, aseguró que cualquiera de las dos opciones que elija la sociedad en la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México no estará lista durante este sexenio debido al retraso en las obras.

“La decisión que se tome no va a estar lista en los próximos años. Va a tardar entre 6 u ocho años”, dijo Jiménez Espriú en entrevista con Carmen Aristegui.

El futuro titular de la SCyT indicó que la construcción del Nuevo Aeropuerto o ampliar la base militar de Santa Lucía son válidas, pues no existe ningún elemento que ponga en duda la seguridad de los proyectos.

El ingeniero indicó que se espera una participación de entre 500 mil y medio millón de personas y aseguró que sea cual sea la opción que elija la sociedad en la consulta, el Gobierno del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador aceptará el mandato.

“Obviamente asumiremos la responsabilidad de bien hacer lo que se nos indique”

El próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes si Santa Lucía es elegido se ampliarían algunas vías, se haría una vía confinada entre el aeropuerto de Santa Lucía y el NAIM y esa vía confinada estaría conformada por un tren o autobuses directos que no pararían y harían un recorrido de 20 o 25 minutos.