Foto: Vanguardia
El Juzgado de primera instancia en materia penal liberó la orden de aprehensión, para que Ana María “N” responda por sus declaraciones falsas y por haber abandonado el cuerpo de su hija en un terreno baldío cuando ya había fallecido.

Ana María “N”, madre de la bebé Karol Nahomi, tiene un orden de aprehensión pendiente para que responda por diferentes cargos tras aparecer muerta su hija e inventar que se la habían secuestrado dos personas de un automóvil amarillo.

No obstante que la menor, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, murió por broncoaspiración, Ana María “N” se deshizo del cadáver de la menor en un terreno baldío, movilizó a las corporaciones de seguridad por casi 24 horas y mintió en sus declaraciones frente a los investigadores.

El Juzgado de primera instancia en materia penal liberó la orden de aprehensión, para que Ana María “N” responda por sus declaraciones falsas y por haber abandonado el cuerpo de su hija en un terreno baldío cuando ya había fallecido.

Además el hecho de haber declarado que su hija había sido raptada por dos personas que viajaban en un vehículo amarillo sin placas el día en que abandonó el cuerpo, también es un tema en el cual la autoridad deberá definir si hay o no responsabilidad.

Karol Nahomi fue despedida ayer en un panteón de la ciudad por sus familiares y vecinos; también el jueves el fiscal General, Gerardo Márquez Guevara hizo la relatoría de los hechos en los cuales se concluye que Ana María “N” depositó el cuerpo en el lote baldío y que la menor murió por una broncoaspiración.

De acuerdo con el fiscal Gerardo Márquez la madre podría ser acusada por negligencia en la muerte de su hija, por falsear declaraciones ante una autoridad y por abandonar el cadáver de la menor.

No hay personas que hayan participado con ella. La pregunta que nos pudiéramos hacer es por qué creó esta historia delictiva en su perjuicio”, dijo el Fiscal General el jueves durante la conferencia de prensa en la que se habló que podría haber una pena de hasta 7 años.