ARCHIVO
El objetivo es realizar un monitoreo interno, sobre todo con funcionarios con mayor contacto con la ciudadanía, como elementos de la Policía, Protección Civil y otras áreas de la administración municipal

La administración de Ramos Arizpe realizará pruebas rápidas para detectar coronavirus en mil 500 funcionarios que tienen contacto con la ciudadanía, para salvaguardar la salud del personal y la población civil.

“La intención es hacer monitoreos para en todo momento estar detectando el caso de empleados con COVID positivo, e informar a la Secretaría de Salud para que se hagan las pruebas definitivas”, informó el acalde José María Morales.

La inversión para la realización de mil a mil 500 pruebas ascendería a los 700 mil y un millón 050 mil pesos; “cada prueba anda alrededor de los 700 pesos”, estimó el Edil, y rechazó que sea una medida exagerada, pues “en este tema del COVID todo es necesario”.

El objetivo es realizar un monitoreo interno, sobre todo con funcionarios con mayor contacto con la ciudadanía, como elementos de la Policía, Protección Civil y otras áreas de la administración municipal.

Aclaró que ya han solicitado las pruebas a la Secretaría de Salud para los trabajadores de la administración, pero primero implementarán estas pruebas rápidas para detectar a pacientes asintomáticos.

“(Secretaría de Salud) Sí han hecho muestreos de funcionarios cuando hemos detectado algunos síntomas; sin embargo, a quienes buscamos es a los asintomáticos, a los funcionarios de distintas áreas, practicarlo de manera periódica y aleatoria”, precisó el Edil.

APELAN A RESPONSABILIDAD CIUDADANA

Durante la Semana Santa, las autoridades de Ramos Arizpe implementaron filtros sanitarios y restricciones más estrictas para evitar que el coronavirus llegara a comunidades rurales, ahora realizan “inspecciones periódicas, ya no tenemos un filtro establecido”.

Y siguiendo las recomendaciones para reactivar la economía y optar por la nueva normalidad, el alcalde José María Morales hizo un llamado para que la gente se cuide en su casa, en la vía pública y que participe en las acciones de prevención para cuidar al resto de los ciudadanos.

“Lo que ha hecho el Gobernador, el Gobierno Estatal, los municipios, creo que hemos hecho todos los esfuerzos posibles por salir delante de esto, pero aquí lo que toca es que el ciudadano, en su libertad individual, tome las mejores decisiones”, puntualizó.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.