Archivo
Se espera que Pemex use parcialmente algunos ingresos de estas medidas de apoyo anunciadas para financiar mayores inversiones

La firma calificadora internacional Fitch Ratings consideró que la inyección de capital por 5 mil millones de dólares anunciada esta mañana por Petróleos Mexicanos (Pemex) reforzará el perfil de liquidez de la petrolera al reducir la deuda a corto plazo, aumentar la disponibilidad bajo sus líneas de crédito revolvente comprometidas y suavizar los vencimientos a mediano plazo.

Estimó que el apoyo total del gobierno mexicano hacia Pemex en 2019 puede totalizar aproximadamente 9 mil 500 millones de dólares después de la inyección de capital y siempre que la compañía pueda obtener 100 por ciento de los beneficios fiscales que el gobierno mexicano extendió a Pemex para 2019.

Este apoyo se compara con aproximadamente 27 mil millones de dólares de transferencias de Pemex al gobierno mexicano en 2018 en forma de impuestos, aranceles y otros.

México ha anunciado medidas de apoyo adicionales para Pemex para 2020 y 2021, que podrían ascender a aproximadamente 11 mil 400 millones de dólares en total para ambos años.

Se espera que Pemex use parcialmente algunos ingresos de estas medidas de apoyo anunciadas para financiar mayores inversiones.

A pesar de la inyección de capital anunciada por 5 mil millones de dólares, Fitch continúa evaluando el historial de apoyo del gobierno mexicano como "moderado" dada la pesada carga fiscal actual para la compañía, que históricamente ha limitado la capacidad de reinversión de Pemex.

La evaluadora Fitch asigna calificaciones a largo plazo de 'BB+' a las transacciones anunciadas de Petróleos Mexicanos (Pemex) que se emitirán en tres tramos con vencimientos a siete, 10 y 30 años.

Pemex espera usar las ganancias de la emisión, junto con una inyección de capital anunciada por USD5 mil millones del gobierno mexicano para pagar las líneas de crédito revolventes y lanzar una oferta de compra en efectivo por cualquier cantidad pendiente de bonos seleccionados con vencimientos entre 2020 y 2023 para mejorar el perfil de liquidez y amortización de la compañía en el mediano plazo. Pemex también espera lanzar en los próximos días una oferta de canje dirigida a pagarés denominados en dólares estadunidenses con vencimientos entre 2022 y 2048 para ser canjeados por los pagarés propuestos mediante una reapertura.

Así, el perfil de amortización resultante después de la transacción propuesta podría variar entre 6 y 7 mil millones por año entre 2020 y 2023, dependiendo del valor real notas.