Actualización. Excepto la página principal, el resto del sitio web mantiene información obsoleta. / ESPECIAL
Toda la información pública de oficio que exige la legislación del vecino Estado en general es la misma de la Administración anterior.

Aunque con algunas fallas, el nuevo portal del Gobierno de Nuevo León, la primera administración estatal independiente en la historia de México, comenzó a funcionar desde ayer, a dos días de que Jaime Rodríguez Calderón rindió protesta como nuevo mandatario.

La mayor parte de la página, en lo que es su sección de información pública mínima, mantiene, por ejemplo, la misma nómina de agosto pasado, la cual irá modificándose conforme se den los nuevos nombramientos y lineamientos.

Y así, toda la información pública de oficio que exige la legislación del vecino Estado en general es la misma de la Administración anterior.

En su entrada principal, la página sí mantiene actualizadas las actividades hechas en el día por Rodríguez Calderón.

Sin embargo, en la parte de los nombres de los funcionarios por cada una de las dependencias que ya han sido nombrados, aún no es posible obtener información en la mayor parte de los casos.

En lo que es la presentación de su Gabinete, éste es dividido en Dependencias Centrales, Organismos Descentralizados de Participación Ciudadana, Organismos Descentralizados y Fideicomisos.

La parte más completa es la de Dependencias Centrales, que ya muestra nueve nombramientos; Organismos Descentralizados de Participación Ciudadana no tiene ninguno; Organismos Descentralizados muestra tres y Fideicomisos, sólo uno.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.