El líder de Corea del Norte -de sombrero- al llegar a Vladivostok. / EFE
El líder norcoreano spera encontrar un aliado en las negociaciones sobre la desnuclearización de la península coreana.

VLADIVOSTOK, RUS.- El líder norcoreano, Kim Jong-un, llegó ayer a Vladivostok, en el Extremo Oriente ruso, donde se reunirá hoy por primera vez con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en el que espera encontrar un aliado en las negociaciones sobre la desnuclearización de la península coreana.

“Espero que esta visita sea exitosa y útil, y espero que durante las conversaciones con el presidente Vladímir Putin, pueda abordar los temas relacionados con la solución de los problemas de la península coreana y el desarrollo de nuestras relaciones”, dijo Kim al poco de cruzar la frontera norcoreana-rusa y pararse en la localidad de Jasán.

Aparte de los elogios hacia Rusia, país que su padre, Kim Jong-Il, “amaba” y que visitó en tres ocasiones (2001, 2002 y 2011), fue lo único que el líder norcoreano dijo acerca del primer encuentro que mantendrá con Putin este jueves en la Universidad Federal del Lejano Oriente, en la isla Russki, el cual causa expectación.