Uno de los indocumentados llamó por celular al teléfono de emergencias para solicitar auxilio pues dijo que los mantenían en una vivienda cuya ubicación ignora pero que en el exterior hay una base de taxis de la línea “Eco Express”

Gómez Palacio, Durango. - En un operativo conjunto elementos de la Policía Investigadora de Delitos (PID) y personal del Instituto Nacional de Migración (INM) aseguraron a 25 migrantes de origen hondureño a los que un grupo de sujetos mantenía en una vivienda de la colonia Campillo Sáinz.

Entre los extranjeros se encuentran 11 menores de edad, seis mujeres y ocho hombres, los cuales no revelaron sus identidades pero dijeron ser de nacionalidad hondureña y no tener estancia legal en el país.

Fue alrededor de las 21:30 horas del viernes cuando uno de los indocumentados llamó por celular al teléfono de emergencias para solicitar auxilio pues dijo que los mantenían en una vivienda cuya ubicación ignora pero que en el exterior hay una base de taxis de la línea “Eco Express” y un mini súper con razón social “Iván”.

Aseguró que eran más de 20 personas, entre ellas varias menores y que los trataban mal, aunque no los tenían atados ni con los ojos cubiertos.

El llamado lo atendieron los elementos de la Policía Investigadora de Delitos (PID) que se coordinaron con el personal del INM y acudieron a la finca ubicada en el bulevar Francisco González de la vega entre las calles Primera y Segunda de la colonia Campillo Sáinz.

Ahí encontraron a los migrantes los cuales guardaron silencio en cuanto a quiénes los tenían en ese lugar, sólo mencionaron que los llevaron una semana antes.

Los hondureños quedaron a disposición del INM  que iniciará los trámites para enviarlos al país de donde proceden.