Cortesía
Un gol del mallorquín casi al final salvó al Real Madrid de un pobre resultadofrente a un rival conservador al inicio y más decidido después en la Copa del Rey

El jugador mallorquín dio la victoria a los de Zidane en el minuto 90 gracias a una asistencia de Theo, en un pobre partido de futbol por parte de ambos conjuntos.

En la cancha el conjunto blanco se vio plano y casi predecible, situación que provocó un manojo de nervios y frustración al ver que no llegaban las oportunidades.

En cambio, sufrían para contener al Leganés, que hacía daño con los pocos balones que llegaba a robar. Llorente mandó un balón al larguero de su propia portería en un despeje. Kiko Casilla realizó una magnífica intervención en el 74’.

Pero todo cambiaría con la entrada de Isco, que prácticamente solo empezó a mover al equipo hacia delante.

Asensio que no tuvo un gran desempeño sobre el campo, aprovecho una buena asistencia en el último minuto reglamentario para marcar el único gol del partido.

Cortesía

La salvación de Asensio

La Copa le llegó como salvavidas para Asensio tras acumular apenas 45 minutos en las tres últimas jornadas de Liga. Además no marcaba desde el 5 de noviembre, sumando 10 partidos sin anotar.

Precisamente la Copa del Rey fue donde comenzó a jugar con el conjunto blanco en su primera temporada. Siempre fue titular, desde la eliminatoria hasta los cuartos de final, donde aprovechó las seis oportunidades que tuvo para hacerse indispensable del cuadro del técnico francés.

Esas grandes actuaciones le dieron la oportunidad de jugar las eliminatorias de Champions con Bayern y Atlético, y la final de Cardiff, partidos en los que anotó dos goles.

Sin embargo, en este 2018 su trayectoria en el torneo copero y liguero muestra su peor momento, un fiel reflejo del conjunto blanco.