Foto: Tomada de Internet
La afrenta más significativa entre el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y este grupo delictivo se desató el 20 de junio de 2017

La afrenta más significativa entre el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y este grupo delictivo se desató el 20 de junio de 2017, cuando el mandatario anunció una recompensa de 1 millón de pesos por información sobre Ricardo Pacheco Tello, alias "El Quino", entonces presunto jefe de plaza del CJNG.

Habían pasado unas horas desde ese anuncio cuando trabajadores de una empresa de publicidad que colocaban una lona con la fotografía de "El Quino" fueron agredidos a balazos.

Ese mismo día, el 20 de junio, los cuerpos de tres personas cercenadas fueron abandonados en el puerto de Veracruz, frente a las oficinas del secretario Téllez Marie. De las extremidades pendían cartulinas donde se leían amenazas de muerte contra el servidor público, quien además fue relacionado con el cartel de Los Zetas. Tras esos hechos el servidor público fue blindado con escoltas.

Sin embargo, el mensaje más significativo de parte de la delincuencia organizada se cometió el 24 de junio de 2017, cuando, Juan Camilo Castagné Velasco, excoordinador estatal de la Policía Federal y uno de sus colaboradores fueron asesinados a quemarropa en el restaurante de mariscos "La Bamba", en el municipio de La Antigua. Por este hecho fueron detenidos 10 presuntos integrantes del CJNG y abatido El Quino en el estado de Puebla.

Ricardo Arturo Pacheco Tello, El Quino, jefe de plaza del cártel de Jalisco Nueva Generación, murió en un enfrentamiento con elementos de la Marina en el municipio de San Gregorio Atzompa, Puebla.

De acuerdo con líneas de investigación del gabinete de seguridad nacional, Pacheco Tello era jefe de los 10 presuntos sicarios detenidos ayer en la ciudad de Puebla y fue quien ordenó el ataque contra los policías federales en Veracruz, en el que murieron el comisionado Camilo Castagne y el inspector José Rigoberto Peña.

Según la indagatoria, la orden de El Quino era levantar al comisionado, pero como opuso resistencia fue asesinado.

La Procuraduría General de la República (PGR) ha reconocido una expansión geográfica del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), a partir de 2011. La agrupación delincuencial tiene hasta la fecha presencia en 14 estados, incluido Veracruz, territorio donde su llegada la anunciaron con una de las escenas más sanguinarias en la historia inmediata de la entidad.

El domingo y lunes pasado, 12 municipios de Veracruz y Oaxaca se cubrieron con mantas firmadas por el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En escritos impresos en lonas blancas, el grupo se deslindó del asesinato de Valeria Cruz Medel, hija de la diputada federal Carmen Medel y responsabilizó a la administración veracruzana de "levantar" y "asesinar" al presunto homicida para resolver el crimen que estremeció al país, en menos de seis horas.

Las primeras horas del 11 y 12 de noviembre, las mantas fueron exhibidas en lugares concurridos. Las fachadas de escuelas y plazoletas cercanas a palacios municipales que eligieron los responsables son lugares donde según reportes policiales el CJNG tiene dominio. 

Con información de La Verdad y Milenio