El actor escocés Ewan McGregor durante el estreno de "T2 Trainspotting" en Edimburgo. Foto: EFE
"T2 Trainspotting" transcurre 20 años después de los acontecimientos de la primera película, que se estrenó en 1993.

Casi 21 años después del éxito de la película de culto "Trainspotting" se estrenó en Edimburgo su continuación, "T2 Trainspotting", con la presencia de su protagonista, Ewan McGregor.

El actor escocés se mostró de buen humor aunque reconoció al diario "Edinburgh Evening News" que estaba preocupado por la reacción de los fans a la película. "Ya participé en secuelas de una famosa trilogía cinematográfica", dijo McGregor, de 45 años, en referencia a su participación en "Star Wars". "Y no fue tan bien porque no se sentía como el original", dijo.

"T2 Trainspotting" transcurre 20 años después de los acontecimientos de la primera película, que se estrenó en 1993. Renton (Ewan McGregor) regresa a su pueblo, Leith, después de haber vivido mucho tiempo en Ámsterdam. Allí lo esperan además de su viejo amigo Spud sus compañeros de aventuras Sick Boy y Begbie, a los que Renton enganó en el pasado en 4.000 libras en un negocio con drogas.

Además de McGregor, se puede ver en la segunda película a los actores Kelly Macdonald, Robert Carlyle, Jonny Lee Miller y Ewen Bremner en sus viejos papeles, que recibieron el saludo de los fans frente al cine donde se estrenó la película.

Parte del rodaje de "T2 Trainspotting", dirigida al igual que la primera por Danny Boyle, fue en Edimburgo. "Por eso insistimos en que el estreno fuera aquí", comentó el director.

La continuación se basa en parte en la novela "Porno" (2002) de Irvine Welsh, que también sirvió de base a la primera película, que entre otras cosas debió su éxito a una recordada banda de sonido que incluía temas de Iggy Pop, Underworld y Primal Scream.