Trayectoria. Anoche la obra cumplió sus 6 mil 400 representaciones.
Con una chispa de humor, pero sin olvidarse del terror que ha impactado durante 23 años, “La dama de negro” sacó gritos de miedo a los asistentes

Una sombra negra y repentinas apariciones de una mujer vestida negro es lo que los asistentes vieron en el Teatro de la Ciudad “Fernando Soler” con la puesta en escena “La dama de negro” comandada por el actor Rafael Perrín, quien la noche de este martes fue acompañado por el actor y cantante Ernesto D’Alessio.

La trama comienza en el viejo continente, en Inglaterra a principios del siglo 20, donde el actor Arthur Kipps decide llevar al teatro una de sus vivencias de juventud, por lo que se une con el director, John Morris, encargado de desarrollar la historia trágica.

Es así como comienza la puesta en escena que tiene un toque de humor, para primero sacarle unas cuantas carcajadas al público y luego un suspenso que culmina con escalofríos y gritos de miedo, algo que se ha logrado por 23 años en el teatro mexicano.

Pero, ¿cuál es la maldición que deja la Dama de Negro? Durante la puesta en escena esta mujer hizo sus apariciones para asustar a los espectadores y a John Morris y Artur Kipps, quienes por retar la maldición viven hechos espantosos, pues sí la ves a los ojos  te traerá una tragedia relacionada con un niño de tu familia.

Durante la velada terrorífica, los actores no dudaron en interactuar con el público al bajarse del escenario para hacer más real la historia escalofriante que en México y bajo la dirección de Perrín, cumplió el martes 6 mil 400 representaciones, según dijo él director al despedirse.