Se trata especialmente a quienes tienen una enfermedad crónica. CUARTOSCURO
Al 26 de octubre las autoridades capitalinas reportaron 2 mil 820 personas hospitalizadas en la Ciudad

CDMX.- La titular de la Secretaría de Salud (Sedesa) de la Ciudad de México, Oliva López Arellano, aseguró que todos los pacientes que se recuperan de COVID-19 son monitoreados porque presentan secuelas como daño pulmonar, por lo que deben realizar terapia respiratoria, especialmente si tienen una enfermedad crónica.

También han detectado que pueden desarrollar síndromes de ansiedad y cansancio excesivo, este último entre las personas intubadas y quienes estuvieron un largo periodo en el hospital. “Se sigue monitoreando a los recuperados porque todos quedan con citas abiertas para volver a la unidad donde fueron atendidos. Todos se van con indicaciones generales, incluso algunos con tratamientos, sobre todo a los que estuvieron más tiempo en el hospital o intubados”, precisó la secretaria a El Universal.

Al 26 de octubre las autoridades capitalinas reportaron 2 mil 820 personas hospitalizadas en la Ciudad. En tanto, en toda la red de salud pública y privada se registraron 2 mil 308 ingresos  y mil 627 altas. En mayo se dio el pico más alto de pacientes recuperados,  con 2 mil 214.