El 18% de los coches que ya no se armaron en Norteamérica fueron mexicanos. Foto: Tomada de Internet
El 18% de los coches que ya no se armaron en Norteamérica fueron mexicanos

Entre enero y mayo de 2021 se dejaron de producir 212 mil 874 automóviles en México por falta de semiconductores, popularmente llamados chips, lo que significó un aumento de 56.7 por ciento con respecto a las 135 mil 845 unidades calculadas entre enero y abril de este año, estimó la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Esto quiere decir que sólo en mayo se dejaron de armar 77 mil 29 unidades por falta de este insumo necesario para las computadoras de los autos y otros dispositivos electrónicos que llevan.

Particularmente en México, armadoras como General Motors, Stellantis (antes conocida como Fiat Chrysler), Volkswagen, Toyota, Mazda, Nissan, Ford y Honda fueron afectadas por el desabasto de chips.

En conferencia de prensa, Alberto Bustamante, director de INA, detalló que este volumen de autos que se dejó de ensamblar entre enero y mayo de 2021 en México representa 18 por ciento del total de unidades que no fueron fabricados por falta de semiconductores en toda la región de Norteamérica.

“Norteamérica es el principal afectado por la falta de este insumo, siendo el 32 por ciento de los autos en todo el mundo que dejaron de producirse por esta situación, mientras que Europa es 25 por ciento, China 20 por ciento y Corea junto a Japón es 14 por ciento”, explicó Bustamante.

Sin embargo, resaltó que el millón 157 mil 927 autos que dejaron de hacerse entre México, Estados Unidos y Canadá por desabasto de chips representa 7.5 por ciento del total de vehículos que se fabrican en la región.

Sobre la inauguración de una nueva planta de semiconductores de Bosch en Alemania, señaló que eso sólo es para atender al mercado europeo, por lo que no soluciona la situación de México.

“Lo que ayudaría sería que Taiwán semiconductores inicie operación su planta en Estados Unidos”, comentó.

A finales de mayo, la automotriz Volkswagen reportó que por la falta de semiconductores en el mercado global decidió hacer nuevos ajustes a su programa de producción en México, esto significó que iniciando junio comenzaron nuevos paros técnicos.

En un comunicado, la empresa dijo que se aplicarán distintos momentos para sus tres segmentos de producción, previendo retomar sus actividades de forma paulatina conforme se garantice el abasto de chips, “haremos todo lo posible por recuperar la producción posteriormente durante el año”.

Bustamante señaló que incluso en junio se espera que crezca más el número de autos afectados, “pero en el segundo semestre esperamos que comience a reducirse el porcentaje porque mejorará el abasto de semiconductores”.

Los tiempos de entrega de semiconductores, es decir la brecha entre pedir un chip y recibirlo, aumentó en abril a 17 semanas, lo que indica que los usuarios se muestran cada vez más desesperados por asegurar el suministro, según una investigación de Susquehanna Financial Group.

De acuerdo con la última evaluación de AlixPartners, una firma de consultoría global que sigue de cerca la creciente crisis de desabasto de chips, informó que los fabricantes de automóviles del mundo perderán 3.9 millones de vehículos de producción por la escasez de chips este año, un aumento con respecto a su proyección de hace cuatro meses de 2.2 millones.

Esto equivale a un 4.6 por ciento de los 84.6 millones de vehículos que AlixPartners había proyectado en términos de producción total para 2021.

Los fabricantes de automóviles advirtieron en sus informes de resultados de las últimas semanas que la escasez de chips empeorará antes de mejorar.

Ford Motor y General Motors proyectaron que el segundo trimestre sería la peor calamidad, ya que se ven obligados a paralizar las fábricas ante la falta de los componentes esenciales.

Pero es probable que el sector no verá señales de recuperación hasta fin de año, según la evaluación de AlixPartners.

 

 

Vacunación en frontera ayudará

Sobre la vacunación en la frontera norte contra el COVID-19 con las dosis que mandará Estados Unidos a México, Alberto Bustamante de INA dijo que eso ayudará mucho a reactivar la economía de la zona, pues muchos de los trabajadores de proveedores automotrices ubicados en la frontera son menores de 40 años.

“Esto daría la oportunidad de que la gente que tenemos en las plantas pueda ya estar vacunada y así evitar un posible rebrote (…) Nosotros pusimos a disposición de gobiernos locales y federal nuestra infraestructura para que puedan vacunar a la población”, contó.

Sobre empresas que están llevando empleados a Estados Unidos para inmunizarse contra el coronavirus, el director de INA destacó que tienen información de que algunas autoparteras lo hicieron, “pero no sólo de la industria automotriz, son de todas las maquiladoras de la frontera norte”.