Los gastos en maquinaria y equipo total se desplomaron 6.5% en todo 2019 / Archivo
La inversión en construcción reportó un retroceso anual acumulado de 3.7% durante 2019

La inversión física, que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción, registró en 2019 su mayor retroceso en diez años, producto del estancamiento de la obra pública y los proyectos del sector privado.

Con base en cifras originales, la inversión fija bruta (formación bruta de capital fijo) reportó una caída anual acumulada de 4.9% durante el año pasado, informó el Inegi. Dicha cifra es la más alta desde 2009, cuando cayó 11.7% producto, en aquel entonces, de la crisis financiera internacional.

Por componentes, los gastos en maquinaria y equipo total se desplomaron 6.5% en todo 2019. A su interior, la adquisición de estos bienes de origen nacional retrocedieron 3.8%, mientras que el equipo de transporte logró un ligero incremento anual acumulado de 0.8%, otros bienes cayeron 10.8%.

La inversión en maquinaria y equipo de origen importado retrocedió 8.2% el año pasado. Mientras que el gasto de en equipo de transporte importado disminuyó 2.4%, otra maquinaria y equipo adquirida en el exterior cayó 9.2%.

Por su parte, la inversión en construcción reportó un retroceso anual acumulado de 3.7% durante 2019, con lo que acumula cuatro años consecutivos a la baja. A su interior, la edificación residencial disminuyó 1.5%, en tanto que la construcción no residencial, ligada a la infraestructura, se desplomó 5.8%.