Hernán Sirgo Ortiz, tesorero municipal / Foto: Sandra Gómez
No descartó llegar a ese extremo, porque el salario mínimo aumentó 9 pesos con 50 centavos, más un cinco por ciento y hay quienes lo interpretan como un 16% de aumento al salario mínimo, una apreciación que ya no es válida

Torreón, Coahuila. -  La facturación de PASA, por la recolección de basura, se está revisando y si se tiene que hacer el depósito en un juzgado, así se hará, ya que están proponiendo un incremento de acuerdo al salario mínimo y esa apreciación ya no es válida.

El tesorero municipal, Hernán Sirgo Ortiz, no descartó llegar a ese extremo, porque el salario mínimo aumentó 9 pesos con 50 centavos, más un cinco por ciento y hay quienes lo interpretan como un 16% de aumento al salario mínimo.

La cosa que no es así, ya que se trata del aumento de una cantidad en dinero, que son 9 pesos con cincuenta centavos, más un cinco por ciento de la inflación, insistió.

Entonces, hay que ver cómo se interpreta y se resuelve ese tema de la manera más amable posible, o si no, tendrá que intervenir un juez y decidir qué es lo que corresponde, apuntó.

El funcionario explicó que la comisión de hacienda del Cabildo actualmente revisa el contrato con la empresa y se percibe que es un organismo que está haciendo bien su trabajo, de acuerdo con el contrato vigente.

Todas esas posturas se tienen que dirimir en este mes, porque hasta el momento PASA ya presentó la facturación de enero, pero se está platicando con el departamento de Supervisión de Limpieza.

Por otra parte informó que Torreón lleva recaudado 130 millones de pesos por concepto del impuesto predial, más 10 millones de rezagos, lo que cubre las estimaciones trazadas de 190 millones para todo el año, dijo el tesorero municipal, Hernán Sirgo Ortiz.

Es dinero se aplica en las obligaciones de municipio, como es pagar la luz, el aseso, liquidar a los proveedores y todas las obras, así como pagar la nómina, explicó.

Sin embargo, como siempre, hay grandes deudores del impuesto predial, con millonarios adeudos, sobre todo en la parte sur de la ciudad, pero se está trabajando, sostuvo.

En el cobro de este gravamen hay rubros como la aportación para Bomberos y Centro Histórico por 108 millones, que se están destinando para cambiar la señalética de toda el área.

Para atender a los deudores se tiene un programa que ha permitido recuperar una cantidad importante que significa más de lo que se recaudó el año pasado y se espera que la ciudadanía siga cumpliendo de manera importante sus obligaciones, apuntó.