Alondra Elizabeth Gallegos García es buscada por familiares y autoridades estatales | Foto: Especial
El pasado 22 de septiembre fue la última vez que la joven tuvo contacto con sus familiares

 

Por: ARMANDO RÍOS/ SANDRA GÓMEZ

La Unidad Especializada de Búsqueda Inmediata de la Fiscalía General del Estado, dio a conocer que a un día del reporte de la desaparición de Alondra Elizabeth Gallegos García, todavía no se encuentra una línea fehaciente que permita dar con el paradero de la joven.

De acuerdo con la unidad, fue el pasado 23 de septiembre cuando los familiares de la joven presentaron la denuncia ante las autoridades, quienes empezaron con el operativo inicial de la búsqueda.

Hasta estos momentos, la autoridad ha encontrado tres posibles rutas de investigación, y ya se ha realizado la verificación de las entrevistas que fueron aplicadas al primer círculo de la joven, así como del domicilio al cual se tendría que haber dirigido cuando se obtuvo último rastro de la misma.

Alondra Gallegos García tuvo comunicación por última vez el pasado 22 de septiembre con sus familiares.

La ficha presentada por las autoridades con la denuncia de la familia indica que Alondra mide 1.65 metros aproximadamente, es de tez blanca, de complexión delgada, cabello castaño medio, ojos color café claro y nariz recta. Sobre su vestimenta no se presentaron datos.

La FGE pide a la ciudadanía la colaboración para dar con el paradero de la joven.

Se pide a la ciudadanía que si sabe algo de la joven, llame al 9-1-1.

...Y JOVEN INVENTA SECUESTRO

La jovencita de 16 años que fingió su secuestro para sacarle dinero a su padrastro —25 mil pesos—, cuando la detuvieron, es una problemática que detonan varios factores, dijo el director del Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Torreón, Rafael Mora Garza.

Comentó que jóvenes que presentan problemas familiares son atendidos en esta institución, ya que pasan por una serie de situaciones que sus padres terminan por llevarlos a este centro.

El caso de la jovencita, registrado en Gómez Palacio, Durango, implica una serie de focos rojos que hay que atender, tanto por autoridades como por padres de familia que deben estar atentos a la conducta de sus hijos.

Este tipo de problemas han llegado a un extremo, pero previo a esa conducta, los padres debieron haber advertido muchas señales.