Archivo
El mando policíaco explicó que existe “una ausencia de autoridad y eso hace que seamos omisos en cuidar las reglas de una sociedad de cómo está conformada, y cómo debe cuidarse”

La falta o ausencia de una figura de su autoridad ha derivado en el aumento de más conductas violentas, pues la sociedad ha buscado vivir fuera de las normas de la ley, consideró el director de la Policía Municipal de Ramos Arizpe, Omar Tavasci. 

A unos días de que se registraran dos incidentes en ese municipio que derivaron en dos mutilaciones —una cometida en contra de un elemento de la Policía Municipal y otra más ocurrida durante una riña entre pandillas rivales— el mando policiaco explicó que existe “una ausencia de autoridad y eso hace que seamos omisos en cuidar las reglas de una sociedad de cómo está conformada, y cómo debe cuidarse”. 

Destacó que no únicamente se refiere al papel que desempeñan los policías como guardianes de la seguridad, sino la figura de autoridad dentro de las escuelas, así como en los hogares, pues cada vez existe menos respeto hacia ellos:

Si en la casa el padre de familia no ejerce el papel que tiene como autoridad, como lo hemos visto en los últimos años, eso genera que los hijos se salgan de control y que ellos tengan sus propias reglas de vida en la casa, y no como antes que estaban dictadas por nuestros padres. Lo mismo está pasando en las escuelas donde los maestros han perdido mucha autoridad y eso está generando que, en muchos casos, los profesores sean agredidos por los alumnos”.

El jefe policiaco refirió que a pesar de que en México se vive conforme a un sistema democrático, eso no significa que se viva sin reglas.