Autoridades trabajan con 4 bombas para extraer agua de mina en Múzquiz, Coahuila
Autoridades estatales y federales trabajan en conjunto para rescatar a los mineros que quedaron bajo tierra tras el colapso de la mina

Autoridades estatales continúan realizando labores de extracción de agua en el interior de la mina en la que siete mineros quedaron atrapados este viernes en el municipio de Múzquiz, Coahuila.

Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional desplegaron 143 elementos para apoyar en las labores de rescate y seguridad de la zona.

Esta mañana se dio a conocer que se están utilizando 4 bombas sumergibles para extraer el agua del interior de la mina y poder rescatar con vida a los mineros.

Las autoridades reiteraron en que al menos siete mineros quedaron atrapados en el interior de la mina tras la inundación y el colapso de la misma.

 

AMLO ordena acción inmediata

“Recibí la información de que en Múzquiz, Coahuila, siete trabajadores habían quedado atrapados en una mina por el derrame de una represa de agua”, expresó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en redes sociales.

López Orbador detalló que en el lugar de los hechos se encuentra la Guardia Nacional y Sedena, además deseó que "el rescate sea favorable para las familias y todos".

La Secretaría de Trabajo de Coahuila habría informado a través de un comunicado que la mina de arrastre de Múzquiz sufrió un accidente al rededor de las 12:50 horas del viernes, en el que quedaron atrapados varios trabajadores.

Hasta el momento, la hipótesis que manejan las autoridades es que una inundación provocó la ruptura del techo y paredes de una parte de la mina, provocando el colapso del lugar.

La Secretaría de Trabajo de Coahuila trabaja en coordinación con las autoridades federales en las labores de rescate y se comprometió a realizar todas 'las dilifencias que sean necesarias'.

Este incidente recordó a la ciudadanía lo ocurrido el 19 de febrero de 2006, en la mina de Pasta de Conchos, también en Coahuila, donde 65 trabajadores murieron en un accidente y solo dos cuerpos fueron recuperados.

El resto quedaron sepultados, luego de que se considerara que su rescate era de alto riesgo y hasta el momento no se han recuperado los cuerpos.