Foto: Especial
La OPS alertó que estados de México tienen un aumento en la transmisión de COVID-19; descartó segunda ola para América

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló que tras semanas de observar descenso en los contagios de coronavirus (COVID-19) en México, esta baja ya se estancó y ahora hay incrementos en la transmisión de la enfermedad en ocho estados; Jarbas Barbosa, quien se desempeña como subdirector del órgano multilateral, dijo durante una conferencia de prensa:

“Vemos estancamiento del descenso porque en ocho entidades federativas (de México) hay datos que informan sobre el incremento de la transmisión del COVID-19; entonces, la Secretaría de Salud (Ssa) está trabajando con los Gobiernos de entidades para nuevas medidas, a fin de disminuir la movilidad y verificar lo que puede ser más efectivo para reducir la transmisión”.

Incluso, Jarbas Barbosa puso de ejemplo a México para explicar que la relajación de medidas sanitarias puede llevar a rebrotes en zonas donde los contagios de COVID-19 habían disminuido:

“Llamamos la atención para que estados de cualquier país donde se alcance reducción de transmisión (sepan que) esto no significa que (el COVID-19) está controlado y que ya se fue, porque si las personas vuelven a tener la misma intensidad de contactos físicos, si disminuyen el uso de (cubrebocas), […] es posible que ocurra un incremento de nuevo en la transmisión”.

Durante su sesión informativa semanal, el OPS descartó que América viva ya una segunda ola de contagios de COVID-19, como Europa; sin embargo, advirtió que las medidas sanitarias deben seguirse rigurosamente, ya que la transmisión en la región sigue creciendo. Por su parte, Carissa Etienne, directora de la OPS, advirtió que “decir que ya lo superamos, podría ser prematuro porque la región sigue ocupada por la primera ola”.

Foto: Especial

“Además de las altas tasas que vemos en Estados Unidos y Brasil, a la fecha, cuatro países (Argentina, Colombia, Perú y México) han notificado entre 850 mil casos y un millón […] La infección sigue siendo de vital importancia, es tan importante ahora como lo fue en abril, e incluso será más importante una vez que contemos con una vacuna. ¡Juntos podemos superar la COVID-19!”.

Carissa Etienne adelantó que, a ocho meses de la llegada del COVID-19 al continente, la transmisión sigue tan activa como al principio de la pandemia.