Habitual. En las últimas semanas son comunes las llamadas de personas que solicitan la intervención de la COCCAM para que se les haga la prueba de COVID-19. JESÚS PEÑA
COCCAM da cuenta de los principales reclamos de los derechohabientes

La mayoría de las 40 quejas presentadas el pasado semestre en la Comisión Coahuilense de Conciliación y Arbitraje Médico (COCCAM), sigue siendo la falta de material y espacio quirúrgico, tiempos de espera en la atención, carencia de insumos, resultados en los planes de tratamiento y presuntas negligencias médicas, en las instituciones públicas y privadas de salud; así lo informó, Sofía Gil, subcomisionada médica de este organismo.

Detalló que debido al resguardo por el coronavirus, el número de reclamos disminuyó en los últimos tres meses.

Mientras que hasta junio de 2019 se presentaron 104 inconformidades por el servicio que prestaron clínicas y hospitales, en el mismo periodo, pero de este año, solo se registraron 40.

Sofía Gil y Oscar Puentes, dispuestos a ayudar.

AÚN ASÍ SIGUEN TRABAJANDO

Sin embargo, aclaró que la Comisión no ha interrumpido sus actividades y desde el 20 de marzo pasado, fecha en que se decretó la contingencia, ha brindado atención vía telefónica, correo electrónico y atención personal previa cita, a la ciudadanía, siguiendo los protocolos sanitarios.

De enero a la fecha la COCCAM dio 158 orientaciones, 150 asesorías especializadas y recibió 40 denuncias, de las cuales, 23 se resolvieron por medio de la gestión inmediata, que es una vía rápida, y 17 a través del procedimiento de queja.

POR LA VÍA RÁPIDA

Por su parte, Óscar Puente, subcomisionado general jurídico de la COCCAM, reiteró que la mayor parte de las demandas se ha resuelto por vía de la gestión inmediata en las  instituciones.

“Nos ha funcionado muy bien en este periodo la gestión inmediata, creo que la COCCAM se posiciona como el puente idóneo entre las partes: el usuario y el prestador de los servicios médicos. Debemos entender la nueva normalidad. Si en la normalidad la operatividad del sistema de salud público y privado era compleja, imaginemos en la nueva normalidad.

“Es un gran logro poder ser el interlocutor entre el usuario, que para él es una emergencia su plan de tratamiento, y el prestador de servicios que le dice ‘espérame, estamos en pandemia”, comentó. 

SOLO UNA QUEJA POR CORONAVIRUS

Sofía Gil dijo que está en proceso una sola queja de un ciudadano inconforme con la atención que se le dio a un familiar que presuntamente murió por coronavirus en una institución hospitalaria.

Subrayó que la Comisión está a la espera del escrito de queja para actuar.