Archivo
La Fiscalía estatal ya busca a la empleada a cargo de la menor

La necropsia practicada a la bebé de un año siete meses que falleció en una guardería de Puebla reveló que la infante murió por desnucamiento y no por broncoaspiración, como justificó el centro infantil.
 
La Fiscalía estatal ya busca a la empleada a cargo de la menor y el jueves se colocaron sellos de suspensión en las instalaciones de la guardería adscrita a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).
 
Ante los hechos, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla determinó abrir una investigación de oficio y solicitó a la delegación de la Sedesol y a la Fiscalía del Estado información sobre el incidente en que perdió la vida la bebé.