Los bebés prefieren escuchar los balbuceos de otros bebés antes que a sus padres. Foto: Internet
La pequeña caja de resonancia de los bebés es especialmente estimulante y a veces provoca sensaciones positivas.

Los bebés prefieren escuchar los balbuceos de otros bebés antes que a sus padres, según un estudio presentado en la conferencia anual de la Sociedad Acústica Americana en Minneapolis.

Según contó Linda Polka, de la Universidad McGill, los bebés escuchan atentamente los balbuceos de otros bebés un 40 por ciento más que las voces de los adultos.

El equipo de investigadores estadounidenses y canadienses dirigido por Polka reprodujeron ante bebés de cinco meses sonidos que simulaban los de adultos o los de bebés de su misma edad. Además los bebés miraban a una pantalla en la que se veía un patrón de cuadros como los del tablero de un ajedrez. Los bebés podían hacer cambiar el sonido apartando la vista de la pantalla.

Así los expertos descubrieron que lo que más les fascinaba eran los balbuceos. Otros experimentos con bebés de siete meses con el mismo procedimiento constataron que preferían los sonidos de otros niños de la misma edad.

Pero por supuesto los padres no deben por ello dejar de dirigirse a sus hijos con la voz aguda o haciendo sonidos, destacó Polka. La pequeña caja de resonancia de los bebés es especialmente estimulante y a veces provoca sensaciones positivas, explicó. "Esto puede motivar a los niños a ser activos vocalmente", dijo. Y posiblemente esto estimule el desarrollo del habla.

DPA

Es la principal agencia de noticias de Alemania y una de las más importantes del mundo, ofrece noticias diarias en texto, fotografía, video, infografías, aplicaciones para webs y portales móviles.