el “matrimonio homosexual” y el “aborto” en el mundo, sin la posibilidad de disentir por miedo a la desaprobación de la sociedad, muestran el “poder espiritual del Anticristo”. Foto: Tomada de Internet
Este lunes 4 de mayo fue publicada en Alemania una biografía autorizada del papa emérito que incluye varias entrevistas

Benedicto XVI afirmó que sus detractores quieren "hacerlo callar" en una biografía autorizada publicada este lunes 4 de mayo en Alemania. Joseph Ratzinger dijo que es víctima de una "deformación malintencionada de la realidad" en el libro llamado Benedicto XVI - Una vida y que incluye varias entrevistas.

"El espectáculo de las reacciones de la teología alemana es tan aberrante y malintencionado que prefiero no hablar de ello", sostuvo el papa emérito. "Prefiero no analizar las razones reales por las que simplemente quieren hacerme callar", agregó el sacerdote que cumplió 93 años el pasado 16 de abril.

El libro incluye una entrevista titulada “Las últimas preguntas a Benedicto XVI“, firmada por Seewald en la se que condena varias posturas modernas anticristianas y, de la cual se toman las frases citadas. La sociedad moderna está “en medio de la formulación de un credo anticristiano”, y si “uno se opone, es castigado con la “excomunión”.

Para el Pontífice emérito, el “matrimonio homosexual” y el “aborto” en el mundo, sin la posibilidad de disentir por miedo a la desaprobación de la sociedad, muestran el “poder espiritual del Anticristo”. “Hace cien años todo el mundo habría considerado absurdo hablar de un matrimonio homosexual. Hoy en día, si te opones, eres excomulgado de la sociedad”, afirma. Lo mismo ocurre con “el aborto y la creación de seres humanos en el laboratorio”.

“El temor a este poder espiritual del Anticristo es, por lo tanto, fuera de lo natural, y realmente necesitamos la ayuda de las oraciones de la Iglesia universal para resistir”, dice Ratzinger, que expresó su rechazo a la “Dictadura del relativismo” en otro libro-entrevista, Luz del Mundo (Ed. Herder, 2010). 

En cuanto a su pontificado, dice, que lo que le preocupaba no eran los complots, aunque “profundamente inquietantes”, como Vatileaks: “La verdadera amenaza para la Iglesia y con ella para el ministerio petrino no proviene de tales cosas, sino de la dictadura mundial de ideologías aparentemente humanistas”.

 

En este sentido, se refirió a la resistencia a su pontificado, asegurando que “los bloqueos vinieron más de fuera que de la Curia. No quería simplemente promover la purificación en el pequeño mundo de la Curia, sino de la Iglesia en su conjunto”, porque “la crisis de la fe ha llevado también a una crisis de la existencia cristiana”. Y esto es lo que “el Papa debe tener ante sus ojos”.

“La verdadera amenaza para la Iglesia y, por ende, para el ministerio petrino no radica en estas cosas sino en la dictadura mundial de ideologías aparentemente humanistas, contradiciendo lo que queda excluido del consenso social básico”.

Los “lobos”, si acaso, emergen en el triunfo de la ideología relativista, que tiende a excluir a los que tienen una concepción diferente de la dominante: “El supremo engaño religioso es el del Anticristo, un pseudo-mesianismo a través del cual el hombre se glorifica a sí mismo en lugar de Dios y su Mesías”. 

Joseph Ratzinger vive en retiro en el monasterio vaticano Mater Ecclesiae desde que renunció a su pontificado en 2013. Peter Seewald lo visitó en 2018 y se mantuvo en contacto a través del secretario especial del Papa emérito, monseñor Gerg Gänswein. En el nuevo libro-entrevista se promete una ampliación de su visión sobre el papado, la iglesia y los signos de los tiempos. 

Con información de Aleteia