Foto: Especial
La volatilidad de la criptodivisa se sitúa en niveles de inicio de 2018, momento en el que su valor estaba disparado

El bitcoin vuelve a atraer la atención de los mercados. Haciendo gala de su conocida volatilidad, en cuestión de minutos, la principal moneda virtual se depreció la noche del jueves más de 1,800 dólares al registrar una caída del 14.12% que lo llevó a cotizar hasta los 11,795 dólares por unidad.

En lo que iba de semana, hasta el momento previo al inicio del brusco descenso, el bitcóin acumulaba una revalorización del 39%y estaba en máximos que no alcanzaba desde enero de 2018.

Momentos después de la operación que provocó el desplome, una de las principales páginas web de intercambio de criptodivisas, Coinbase, informó de un fallo en su sistema que provocó el corte de las negociaciones durante más de una hora. 

La volatilidad del bitcóin la mañana de este viernes está en niveles que no alcanzaba desde principios de enero de 2018, momento en el que la fiebre por la criptomoneda disparó el valor del bitcoin. Así, el bitcóin ha llegado a cambiarse a 11,390 dólares durante la jornada de hoy, mientras que a media tarde, ya ha recuperado los 12,000 dólares.

"Una caída del 20% o 30% no sería ninguna sorpresa, y sería consistente con las recientes alzas que ha registrado el bitcóin", explica uno de los analistas técnicos de Fundstrat Global Advisors en un informe del que se ha hecho eco Bloomberg.

 

La llegada de libra y su efecto en el bitcoin

Desde el pasado día 18, el día previo a que Facebook anunciara la creación de libra en colaboración con otras 27 empresas, el bitcóin se ha revalorizado un 31.43% ante el nuevo aumento del interés por el mundo de las criptodivisas.

"Facebook está aportando estabilidad y cierta estandarización al segmento de las criptodivisas, lo que abrirá la puerta a usos más específicos", opina sobre libra Alison Porter, gestora del equipo Global Technology de Janus Henderson.

La experta destaca que la supervisión y regulación financiera resulta necesaria para llevar las criptomonedas a siguiente nivel. "Cabría preguntarse si libra será para las criptodivisas lo que AOL fue para Internet o lo que los IOS (sistemas operativos de Internet) y las aplicaciones supusieron para los móviles", afirma Porter.

Además de para bien, tal y como explica Porter, esta oleada de atención por parte de los supervisores entraña también riesgos para el futuro de las criptodivisas. En el caso de que los distintos supervisores y autoridades internacionales dieran la espalda a libra y regularan con severidad el mundo de las criptomonedas, el precio del bitcóin podría enfrentarse a duras correcciones. 

Por el momento, las autoridades no parecen demasiado dispuestas a dejar operar a libra sin antes hacerla pasar férreos exámenes que garanticen que la moneda cumple con "los más altos estándares de protección de los consumidores y de regulación", como aseguró el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell al respecto.