"Siempre vamos a buscar el estado de derecho y además no permitiremos que esto trastoque la actividad de la población sobre todo en la frontera"
Foto: Vanguardia/Armando Ríos

El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, anunció que la entidad blindará sus fronteras para el nuevo ingreso de poblaciones migrantes ante saturación de albergues y refugios.

El anuncio lo dio a conocer durante su visita al albergue que fue instalado en Piedras Negras para la recepción de la Caravana Migrante procedente de Centroamérica que arribó a esta frontera durante el pasado lunes.

“En el caso del Gobierno del Estado no permitiremos que transiten más migrantes por Coahuila. La frontera está saturada y tampoco vamos a provocar un caos”, señaló.

En ese sentido, aseguró que las autoridades de los tres niveles han hecho lo posible por atender la situación; sin embargo, la población residente de Piedras Negras “no merece tener este tipo de situaciones”.

“Siempre vamos a buscar el estado de derecho y además no permitiremos que esto trastoque la actividad de la población sobre todo en la frontera, mucho menos el comercio, producción, productividad y de más”, agregó.

Por último, dijo que pese a estas medidas, la ayuda que le ha sido brindada a dicha población permanecerá “en cuanto sea necesario”.