El vuelo 328 de United Airlines de la compañía estadounidense Boeing modelo 777 presentó el sábado pasado una "falla en el motor derecho" poco después de despegar por lo que Boeing recomendó suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 777.

La compañía Boeing recomendó suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 777 que se encuentran en servicio y de los 59 en almacenamiento, todos ellos con motores del tipo "Pratt & Whitney", tras el incidente ocurrido el sábado con uno de ellos en pleno vuelo. 

"Boeing está inspeccionando activamente el incidente relacionado con el vuelo 328 de United Airlines. Si bien la investigación (de las autoridades) está en curso, recomendamos suspender las operaciones de los 69 aviones 777 en servicio y de los 59 en almacenamiento con motores 'Pratt & Whitney 4000-112', hasta que la Administración Federal de Aviación (FAA en inglés) identifique el protocolo de inspección apropiado".

"Boeing apoya la decisión tomada este domingo por la Oficina de Aviación Civil de Japón y la iniciativa de este lunes de la FAA de suspender las operaciones de aviones 777 propulsados por motores Pratt & Whitney 4000-112", asegura la compañía aeronaútica. 

La decisión se produjo después del incidente registrado el pasado sábado por uno de estos aviones de la compañía United Airlines que partió desde la ciudad estadounidense de Denver, en Colorado, con destino a Honolulú, en Hawái.

La nave tuvo que regresar de emergencia después de sufrir problemas con un motor, cuyas partes cayeron sobre un suburbio de la capital del estado de Colorado, informaron las autoridades. 

El avión, un Boeing 777-200 retornó al aeropuerto internacional de Denver y aterrizó de “forma segura, después de experimentar un fallo en su motor derecho poco después de despegar", indicó en un comunicado la AFA.

"Estamos eliminando voluntaria y temporalmente 24 aviones Boeing 777 propulsados por motores de la serie 4000 de Pratt & Whitney de nuestro programa", indicó, por su parte, la compañía American Airlines en su cuenta de Twitter. 

La empresa asegura que continuará "trabajando en estrecha colaboración con los reguladores para determinar cualquier paso adicional y esperamos que solo una pequeña cantidad de clientes sufran inconvenientes".

"La seguridad sigue siendo nuestra máxima prioridad, razón por la cual nuestros equipos participan en una amplia formación para preparar y gestionar incidentes como el (del vuelo de Denver) UA328", concluye la aerolínea. 

Según medios locales estadounidenses, basados en los datos de registro de aeronaves más recientes, las únicas aerolíneas que operan con los motores afectados están en Estados Unidos, Japón y Corea del Sur. 

Japón ordena suspender los vuelos con Boeing 777

 

El Gobierno de Japón orden´ó suspender los vuelos de una treintena de aviones Boeing 777 equipados con los mismos modelos de motor que la aeronave que sufrió el pasado sábado un incidente en pleno vuelo en Estados Unidos.

La decisión afecta a 13 aeronaves operadas por la aerolínea nipona JAL y a otras 19 de ANA, que deberán permanecer en tierra hasta nueva orden, según confirmó este lunes a Efe un portavoz del Ministerio de Transporte del país asiático.

Las autoridades niponas no han detectado por el momento ningún problema en los aviones y están a la espera de recibir mayor información del regulador estadounidense de aviación sobre las causas del incidente del sábado, según la misma fuente.

La medida afecta aviones equipados con motores del tipo "Pratt & Whitney", el mismo modelo accidentado de la aeronave de la compañía United Airlines que partió el sábado desde la ciudad estadounidense de Denver, en Colorado, con destino a Honolulú, en Hawái.

En paralelo a la orden del Ministerio nipón, la compañía Boeing recomendó este lunes suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 777 que se encuentran en servicio y de los 59 en almacenamiento, todos ellos con motores del tipo "Pratt & Whitney".

Asimismo, en Corea del Sur las autoridades no han tomado aún ninguna decisión y por el momento han recibido una comunicación de la FAA estadounidense indicando que se les remitirá una recomendación firme en las próximas horas, indicó a Efe una portavoz del Ministerio de Territorio, Infraestructura y Transporte.

La portavoz confirmó que tres aerolíneas tienen 29 modelos Boeing 777 con motores de la familia del PW-4000 (aunque ninguno con el mismo motor exacto que el avión de United afectado), pero solo 17 de ellos están operativos debido a la pandemia: 6 unidades de Korean Air, 7 de Asiana y 4 de la de bajo coste Jin Air. 

Aerolíneas surcoreanas suspenden vuelos con Boeing 777

 

Las dos principales aerolíneas de Corea del Sur anunciaron este lunes la suspensión de todos sus vuelos con aviones Boeing 777 tras el incidente que sufrió el pasado sábado una aeronave similar en pleno vuelo en Estados Unidos.

La decisión de las aerolíneas Korean Air y Asiana afecta a aviones equipados con motores PW-4000, de la misma familia que el Boeing afectado en Estados Unidos aunque ninguno de ellos con el modelo de motor exacto, según confirmó una portavoz del Ministerio de Transporte a Efe.

Estas dos aerolíneas, junto la de bajo coste Jin Air, son propietarias de 29 modelos de Boeing 777 con motores PW-4000.

Sin embargo, solo 17 de los 29 estaban operativos a día de hoy debido a la pandemia: 6 unidades de Korean Air, 7 de Asiana y 4 Jin Air, que ha dicho que está a la espera de recomendaciones por parte de las autoridades locales.

La iniciativa de Korean Air y Asiana tiene lugar a pesar de que el Ministerio de Transporte no ha tomado aún ninguna decisión respecto a las operaciones de los Boeing 777 y aguarda una recomendación firme de la Administración Federal de Aviación estadounidense en las próximas horas.

La decisión de las principales aerolíneas surcorenas tiene lugar el mismo día en que la compañía Boeing recomendara suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 777 que se encuentran en servicio y de los 59 en almacenamiento, todos ellos con motores del tipo "Pratt & Whitney".

Países Bajos investigan incidente con un Boeing 747

 

Las autoridades neerlandesas investigan hoy un avión de carga Boeing 747-400 que perdió varias piezas de las palas de la turbina tras sufrir un incendio, aparentemente en un motor, tras despegar del aeropuerto de Maastricht con destino a Nueva York, por lo que tuvo que aterrizar en Bélgica.

La Junta de Seguridad Neerlandesa viajó este lunes a la ciudad belga de Lieja, donde el avión aterrizó minutos después de despegar el pasado sábado, en una visita exploratoria al país vecino para revisar el aparato como parte de una investigación que les llevó ayer a recolectar pequeñas partes de metal que habría perdido la aeronave sobre la ciudad de Meerssen y Maastricht.

El avión despegó del aeropuerto de Maastricht-Aachen con destino a Nueva York el pasado sábado, a las 16.10 hora local (15.10 GMT), y el problema se detectó poco después del despegue, cuando uno de los motores se incendió y el aparato empezó a perder piezas de las palas de la turbina, según la investigación preliminar de lo ocurrido.

El avión voló con tres motores hasta el aeropuerto belga de Lieja, al otro lado de la frontera, donde aterrizó y donde se encuentra todavía retenido hasta determinarse las causas de lo ocurrido. 

Dos personas resultaron heridas leves en Meerssen por la caída de las piezas del avión, lo que también causó daños a varias casas y coches de la ciudad. 

Además de la Junta de Seguridad Neerlandesa, un equipo policial de supervisión de la aviación también está investigando el incidente, aunque estos agentes no van a viajar de momento a revisar el aparato en Bélgica por un tema de jurisdicción, por lo que, de considerarse oportuno, se abriría una investigación criminal en Países Bajos.

Según la televisión neerlandesa NOS, la compañía aérea Longtail Aviation, con sede en Bermudas y propietaria del aparato, quiere trasladar el avión a Nueva York con un motor de repuesto lo antes posible, aunque asegura que cooperará con las investigaciones sobre las circunstancias del incidente.

La compañía Boeing recomendó ayer suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 777 que se encuentran en servicio y de los 59 en almacenamiento, todos ellos con motores del tipo "Pratt & Whitney", tras otro incidente ocurrido el sábado con uno de ellos en pleno vuelo

Reino Unido veta la entrada de los Boeing 777

 

Los aviones Boeing 777 con los motores como los que tenía el aparato que el sábado sufrió un incidente en pleno vuelo en EU no podrán entrar en el espacio aéreo del Reino Unido, anunció este lunes el ministro británico de Transporte, Grant Shapps.

El ministro comunicó que se trata de una medida temporal y que el Reino Unido seguirá de cerca la situación, después de que uno de los motores de un Boeing 777 de United Airlines se incendiara mientras volaba y tras despegar de la ciudad estadounidense de Denver, en Colorado, con destino a Honolulú, en Hawái.

"Después de los problemas este fin de semana, se prohibirá que los Boeing B777 con motores de la serie Pratt & Whitney 4000-112 entren en el espacio aéreo del Reino Unido. Continuaremos trabajando estrechamente con la CAA (autoridad de aviación civil) del Reino Unido para seguir de cerca la situación", tuiteó Shapps.

La compañía Boeing recomendó suspender las operaciones de los aviones del modelo 777 que se encuentran en servicio y que llevan motores del tipo "Pratt & Whitney”.