Ataque. Éstas fueron las primeras imágenes de los misiles lanzados por EU. / AP
EU lanza ofensiva contra gobierno de Bashar Assad, a quien responsabiliza del ataque químico del pasado martes

FLORIDA, EU.— Estados Unidos disparó ayer una andanada de misiles crucero contra territorio sirio como represalia por el atroz ataque con armas químicas ocurrido esta semana contra civiles. El presidente Donald Trump dijo que el ataque estadounidense era vital para disuadir el futuro uso de gas venenoso y pidió a otras naciones que se unan para “poner fin a la masacre y el derramamiento de sangre en Siria”.

Fue el primer ataque directo estadounidense contra el gobierno sirio y la orden militar más drástica de Trump desde que llegó a la presidencia. 

Al anunciar la ofensiva desde su residencia en Florida, el mandatario dijo que no había duda de que el presidente sirio Bashar Assad era el responsable del ataque químico, el cual, agregó, empleó gases prohibidos y dejó decenas de muertos.

Esta noche llamo a todas las naciones civilizadas a unirse para buscar un fin a esta matanza y derramamiento de sangre y también acabar con el terrorismo de todo tipo”
Donald Trump, Presidente de EU

Los ataques estadounidenses —unos 59 misiles lanzados desde los buques USS Ross y USS Porter— alcanzaron la base aérea de Shayrat, que está bajo control del gobierno, en la parte central de Siria, desde donde según funcionarios estadounidenses despegaron los aviones militares sirios que arrojaron los químicos.

La televisión estatal siria reportó un ataque de misiles estadounidenses a varios objetivos militares y lo calificó como una “agresión”.

Las autoridades estadounidenses le echaron algo de la culpa a Rusia, uno de los benefactores más importantes de Siria. 

Hasta el cierre de esta edición se reportó al menos a cuatro militares muertos, incluido un general, y extensos daños en el recinto agredido.