Cortesía
Jason Pierre-Paul sufrió un accidente automovilístico y las consecuencias podrían ser catastróficas para el equipo de Tampa Bay

Las lesiones que sufrió en un accidente automovilístico el defensivo de los Buccaneers de Tampa Bay, Jason Pierre-Paul, parece que serán más costosas de lo que el equipo esperaba.

Según informa ESPN, la temporada de Pierre-Paul podría haber terminado antes de siquiera reportarse en los juegos de la pretemporada.

Aparentemente el jugador habría resultado con una fractura en el cuello, por lo que es muy probable que requiera de cirugía, lo que automáticamente lo descartaría para uniformarse en la siguiente temporada.

Sin embargo, Jason estará visitando esta semana a diversos especialistas en cuello para conocer sus opiniones, con la esperanza de que una parte de esta temporada se pueda salvar.

Inmediatamente después del accidente, el gerente general de los Bucs, Jason Licht, emitió la siguiente declaración:

“Nos informaron que Jason estuvo involucrado en un accidente automovilístico esta mañana temprano en el sur de la Florida, en el que no fue citado. Sabemos que fue evaluado en un hospital local y que fue dado de alta. Nuestra preocupación inmediata es la la seguridad y el bienestar de Jason y su pasajero. Hemos estado en contacto con Jason y nuestro personal médico lo evaluará en un futuro cercano”.

Licht emitió otra declaración el martes por la tarde:

“Como dijimos la semana pasada después de la noticia del accidente automovilístico de Jason, nuestra preocupación inmediata fue tanto para Jason como para su pasajero. Si bien Jason fue atendido y liberado en el sur de la Florida el mismo día del accidente, queríamos asegurarnos de que nuestro equipo médico una oportunidad para realizar una evaluación exhaustiva aquí en Tampa, y ese proceso está actualmente en curso”.

Obviamente, si la lesión en el cuello es tan grave, hay cosas más importantes que si Pierre-Paul puede jugar esta temporada o no, pues correría peligro de sufrir consecuencias permanentes.

En cuanto a los Bucs, seguramente extrañarán a Pierre-Paul en el campo si no puede jugar. Lideró al equipo con 12.5 capturas la temporada pasada y también se convirtió en su mejor defensivo contra el pase en 2019. Sin él, tendrán que contar con jugadores como Noah Spence y Carl Nassib , así como algunas de sus elecciones más recientes, para generar presión sobre los mariscales de campo opuestos.

Se desconoce cómo afectará el estado de Pierre-Paul al futuro del liniero de interiores Gerald McCoy.