Con esta iniciativa se pretende inhibir cualquier manifestación de violencia | Foto: Cuartoscuro
Habría prisión a infractores, de acuerdo con la iniciativa presentada

Ante los casos de ataques y agresiones que se han presentado en varios puntos de País contra personal médico, en Coahuila podría tipificarse el delito de violencia contra miembros o integrantes de instituciones de salud pública o privada, que sería castigado con prisión y multa.

El Presidente de la Junta de Gobierno de Congreso del Estado, diputado Emilio De Hoyos Montemayor, del Partido Unidad Democrática de Coahuila, dijo que ha presentado una iniciativa para crear en la legislación local este tipo penal.

“Sería el delito de violencia contra miembros o integrantes de instituciones de salud pública o privada, estableciendo prisión y multa por agredir a quienes desde el primer frente de batalla arriesgan día con día sus vidas para salvar la de los demás”, dijo el legislador.

Dijo que en el caso de México, conforme aumenta el número de contagios por coronavirus, el personal médico además de lidiar con las preocupaciones que genera el trabajar en instalaciones con poco personal, desabasto de equipos médicos y de protección, ahora están siendo víctimas de violencia.

De Hoyos Montemayor señaló que la violencia contra personal médico de da tanto en las calles, como por familiares de pacientes con cuadros de coronavirus que necesariamente y por protocolo tienen que ser aislados.
 
Consideró que esto no solo resulta en una agresión, sino que incluso pone en riesgo la vida del personal al poder ser contagiados por el virus.

Dijo que ante la falta de un tipo penal específico para el caso particular es que se presentó la iniciativa con el fin de brindar la máxima garantía de seguridad al personal de las instituciones de salud.

“Ni la ignorancia ni el desconocimiento de los protocolos por parte de los ciudadanos y familiares de los pacientes con coronavirus justifica la más mínima agresión a quienes tienen que estar concentrados y con la máxima atención de sus conocimientos en el cumplimiento de los protocolos de cuidado y de atención a los pacientes que portan el COVID-19”, expresó.

Con esta iniciativa, abundó, se pretende inhibir cualquier manifestación de violencia contra miembros o integrantes de instituciones de salud pública o privada, sobre todo en momentos de crisis y la pandemia.

“Y estaremos marcando un hecho sin precedentes en nuestro estado y lo más importante, velaremos por aquellos que se encuentran en el primer frente de batalla y quienes exponen su vida para salvar la de los demás”, señaló De Hoyos Montemyor.

Precisó que la iniciativa adiciona el artículo 313 bis al Código Penal para el Estado de Coahuila.

Explicó que en el mismo se impondrá de tres meses a dos años de prisión y de doscientos a quinientos días multa, a quien ejerza violencia contra un miembro o integrante de instituciones de salud pública o privada, por razón de sus funciones o para obligarlo a ejecutar u omitir algún acto propio de su cargo o a realizar uno contrario a sus deberes oficiales.