ESPECIAL
Nacidos entre 1994 y 2010, se caracterizan por su forma de contacto directa y frontal

CDMX.- Los “Centennials” o “Generación Z”, nacidos entre 1994 y 2010, comienzan a salir de las aulas para sumarse al mercado laboral y reclamar su lugar en la sociedad. A  diferencia de los millennials, que son sus hermanos mayores, los “Centennials” son nativos digitales, y nacieron cuando el internet ya era parte de su realidad, lo que determina su forma de convivencia y socialización. Al igual que ocurrió con la generación previa, la llegada de los jóvenes Z a la edad adulta tiene un fuerte impacto en la sociedad y las empresas.

“Existen grandes expectativas en torno a los jóvenes Z, al ser la primera generación que ha asumido que el mundo se ha hecho pequeño, que la diversidad es consustancial a cualquier sociedad moderna y que el desarrollo democrático, unido al tecnológico, es imparable”, advierten Iñaki Ortega y Núria Villanova en el informe Generación Z. El último salto generacional.

Sin embargo, su futuro no está exento de riesgos. Su dependencia tecnológica  los puede limitar para enfrentar una realidad diferente a la digital advierte Erika Villavicencio, coordinadora e investigadora de Psicología Organizacional en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

CENTENNIALS MEXICANOS

En México hay casi 33 millones de centennials reportados al tercer trimestre de 2019 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Aproximadamente uno de cada cuatro mexicanos es un centennial, el grupo generacional más grande del país. Del total 11.2 millones tienen entre 10 y 14 años y 21.7 millones van de los 15 a los 24 años.

Existen 9.2 millones de centennials en el país que ya se encuentran en el mercado laboral, con una participación de 16.6% del total, y una tasa de desempleo de 7.9% de la población ocupada con esta edad, más del doble que el promedio nacional (3.7%).

Sus sueldos suelen ser muy bajos debido a que la mayoría apenas empiezan a trabajar. El 62% de los trabajadores subordinados de entre 15 y 24 años ganaban el año pasado hasta dos salarios mínimos (en el mejor de los casos 6 mil 160 pesos al mes), pero 12% ni siquiera percibían ingresos. Cerca de 60% no tiene acceso a las instituciones de salud, por encontrarse en la informalidad.

INMEDIATEZ E IRREVERENCIA

Además del internet, hay otros cuatro términos que definen a los centennials: irreverencia, inmediatez, inclusión e incertidumbre. Irreverentes porque no dudan en llevar la contraria a  padres, profesores o mayores, entre otras causas porque han sido autodidactas, explican Ortega y Villanova.

En opinión de los especialistas, están marcados por la inmediatez, como las redes sociales que frecuentan donde todo es rápido y fugaz. La economía colaborativa y la diversidad que abrazan los convierte en inclusivos.

A los centennials les importa el futuro, no son ninis ni quieren serlo. Les interesa en alto grado la educación, la salud, las relaciones familiares, el éxito en el trabajo y el medio ambiente. Todo ello por encima de su tiempo de ocio. Si hay algo que distingue a los jóvenes Z es el uso de las redes sociales, en las que consumen productos y servicios. Padecen un exceso de información y pueden ser incapaces de diferenciar lo verídico de la información basura, comenta Villavicencio.

Todo parece indicar que los centennials van a ser una generación que cambiará las reglas del juego, pero que también puede caer en la frustración y depresión. Frente a la idealización que  ofrece el mundo digital, corren el riesgo de chocar con la realidad.

En México los centennials tendrán que elegir entre renunciar a parte de su identidad digital para adaptarse a una realidad hecha por y para sus padres y abuelos, o ser ellos mismos pese al riesgo de quedar a las orillas del sistema.

Por otra parte, las relaciones personales de la generación Z van a ser desechables. Son tan exigentes y tienen tan pocas habilidades interpersonales de comunicación, que pueden enfrentar un conflicto importante. Villavicencio dijo que ignora si las habilidades de los centennials alcanzarán para transformar su realidad.