Efecto dominó. Toda la cadena productiva del sector automotriz ha resentido la baja en sus ventas.
Luego de tres años con un declive en la comercialización, aseguradoras, agencias y refaccionarias sufren los estragos

CDMX.- Después de tres años seguidos de una caída en la comercialización de autos nuevos, las aseguradoras, refaccionarias y agencias buscan alternativas para seguir creciendo.

En 2017, la venta de autos nuevos se contrajo 4.5%; en 2018, cayó 7%, y el año pasado cerró con una baja de 7.7% para una colocación de un millón 317 mil vehículos.

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), explicó que esta contracción ocasionó una disminución en los servicios financieros, pues cayó el financiamiento automotriz y las aseguradoras tienen una menor colocación de pólizas ligadas a autos nuevos.

AMDA indicó que las agencias ya despidieron entre 5% y 10% de sus asesores de ventas.  Aunque, por el momento, no ha cerrado ninguna de las 2 mil 360 agencias, sino que han cambiado de lugar o marca.

Carlos Jiménez, titular del área de Autos y Daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, dijo que la colocación de pólizas para autos nuevos cae en proporción que la venta de unidades. Sin embargo, las aseguradoras cerrarán 2019 con un alza de entre 8% y 10% en la colocación de pólizas, porque reforzaron la venta de seguros a seminuevos y vehículos que acabaron su financiamiento.

Antonio López, presidente de la Asociación Nacional de Representantes, Importadores y Distribuidores de Refacciones y Accesorios para Automóviles, dijo que no han notado una disminución en la venta de refacciones.