Foto: Tomada de Internet
El productor canadiense de mariguana Canopy Growth acordó comprar Acreage Holdings por US$ 3.400 millones. Será una vez que el cannabis se haya legalizado en los Estados Unidos

Aunque varios estados de los Estados Unidos han aprobado el uso recreativo de la marihuana en los últimos años, el consumo de los derivados del cannabis sigue prohibido por ley federal.

Sin embargo, cada vez hay más señales de que esto finalmente cambiará, en la medida que más compañías están invirtiendo miles de millones de dólares. No lo dicen, pero lo saben: el cannabis terminará siendo legal, sólo es cuestión de tiempo.

En este escenario, se conoció este jueves que la gigante canadiense del sector, Canopy Growth, llegó a un acuerdo por US$ 3.400 millones para adquirir Acreage Holdings. Se firmaron todos los papeles y en uno de los artículos se consignó que quedará en suspenso hasta que el cannabis se haya legalizado en los Estados Unidos.

El acuerdo le otorga a Canopy el derecho a comprar todas las acciones de la estadounidense Acreage luego de la legalización federal. Las dos compañías operarán de manera independiente hasta entonces. También le otorgará a Acreage el acceso a todas las marcas de Canopy, incluyendo Tweed.

“Hoy anunciamos una transacción compleja con un objetivo simple: nuestro derecho a adquirir Acreage asegura nuestra estrategia de ingreso a los Estados Unidos tan pronto como exista una vía con autorización federal”, dijo el CEO de Canopy, Bruce Linton.

Igualmente, los especialistas en adquisiciones de Wall Street aseguran que no se firma un acuerdo de estas características si no existiera un convencimiento sobre la legalización.

Linton dijo que la combinación de producción en Canadá y marcas con las licencias en los Estados Unidos generarán valor para ambas empresas. “Al combinar la administración, las licencias y los activos de Acreage, con la propiedad intelectual y las marcas de Canopy Growth, se generará un tremendo valor para los accionistas de ambas compañías”, explicó.

Conocida la novedad, las acciones de Canopy se dispararon más de 6,5% este jueves. El patrimonio de la empresa creció un 70% en lo que va de 2019.

Acreage Holdings tiene sede en Nueva York y es uno de los grandes en el negocio del cannabis en los Estados Unidos, con presencia en 20 estados.

Por su parte, Canopy Growth es uno de los principales jugadores mundiales en la creciente industria del cannabis. Es la misma compañía que se asoció con el fabricante de cerveza Corona, Constellation Brands. También se asoció con Martha Stewart y Seth Rogen en 2019.

Un dato que alienta a estas empresas a entender que la liberación del consumo recreativo avanzará es, por ejemplo, la ley agrícola de los Estados Unidos que eliminó el cannabis de la lista de sustancias controladas por gobierno federal y le abrió la puerta al CDB, el cannabidiol.

Un mercado que crece

Un estudio de Cowen & Co indica que Canopy Growth, Aurora Cannabis, Cronos Grop, Hexo Corp y CannTrust Holdings son las compañías “mejor posicionadas para dominar el mercado del cannabis a nivel mundial”.

Ante este escenario de fuerte competencia, Aurora Cannabis hizo hace un par de meses un movimiento de mercadotecnia clave para mejorar su posicionamiento y contrató como asesor e inversor estratégico a Nelson Peltz, un inversionista multimillonario socio fundador del fondo de cobertura Trian Fund Management. “Si Peltz apuesta por el cannabis, allá vamos”, imagina la firma que pensarán todos.

Peltz es una verdadera estrella en el mundo de los meganegocios financieros y la sola noticia de su contratación tuvo el efecto deseado: las acciones de Aurora Cannabis aumentaron fuerte en la bolsa (+14%).

Una investigación de Jefferies habla de proyecciones y dice que la explosión del mercado llegará tarde o temprano porque “hay perspectiva de que en los próximos años Estados Unidos y todos los países de Europa y América latina legalizarán el cannabis con fines recreativos y médicos”.

Volviendo al estudio de Cowen & Co, el informe revela que casi el 7% de los estadounidenses ya están usando cannabidiol (CDB) en alguna de sus presentaciones. Esto ubica al compuesto a base de cannabis en una posición de privilegio en un mercado potencial de US$ 16.000 millones para 2025.