Foto: Especial
El Instituto Nacional de Migración advirtió que impedirá el ingreso a México de la caravana de migrantes que partió de San Pedro Sula, Honduras, el 13 de octubre y pretende llegar a México y Estados Unidos. El gobernador de Chiapas les da la bienvenida

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, indicó que los migrantes que conforman la caravana que partió de Honduras el pasado fin de semana tendrán tránsito libre durante su paso por la entidad, pese a la advertencia del Instituto Nacional de Migración (INM).

El pasado 15 de octubre, el INM advirtió que impedirá el ingreso a México de la caravana de migrantes que partió de San Pedro Sula, Honduras, el 13 de octubre y pretende llegar a México y Estados Unidos.

“El personal de migración deberá revisar el cumplimiento de los requisitos que marca la ley, y a quienes no los cumplan, no se les permitirá el ingreso”, dijo el Instituto Nacional de Migración (INM) en un comunicado.

El gobierno mexicano dijo que cuenta con medidas de protección internacional que son usadas cada año por migrantes, aunque “la ley no prevé permisos para acceder al país sin cumplir con los requisitos y posteriormente dirigirse a un tercer país”.

Al mismo tiempo, fuentes de seguridad mexicanas informaron que policías federales y agentes del INM reforzarán la seguridad y vigilarán la entrada de personas que pretendan ingresar al país sin documentos.

Pese a ello, Velasco Coello dio su apoyo a los migrantes.

“Vamos a apoyar a los migrantes, a nuestros hermanos hondureños, guatemaltecos o de donde vengan”, dijo el gobernador Manuel Velasco a la prensa, al término de un acto público.

“Vamos a tener siempre una política de respeto a los derechos humanos de los migrantes, de puertas abiertas, porque debemos de tener la cara limpia para exigir el mismo trato para nuestros connacionales que viven en Estados Unidos”, añadió.

Según el gobernador de Chiapas, siete albergues fueron instalados en la frontera con Guatemala para atender a niños y mujeres migrantes.

El sábado, un grupo de más de 2 mil hondureños comenzaron una caminata hacia la frontera con Guatemala para llegar a Estados Unidos, una ruta de 2 mil kilómetros plagada de obstáculos y peligros.

En tanto, el presidente estadunidense Donald Trump amplió a Guatemala y El Salvador la amenaza que hizo a Honduras, al advertir que congelará la ayuda económica si esos países permiten el tránsito de una caravana de migrantes en ruta hacia Estados Unidos

“Hemos informado a Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos viajen a través de sus fronteras hacia los Estados Unidos, con la intención de entrar ilegalmente a nuestro país, todos los pagos les serán detenidos”, escribió en Twitter.

“¡Cualquiera que entre a Estados Unidos ilegalmente será arrestado y detenido, y será repatriado a su país!”, remató en un segundo mensaje

Por la mañana, Trump emitió un mensaje específico a Honduras, para advertir que suspenderá de inmediato su ayuda económica a menos que detenga a los miembros de la caravana de migrantes.