Acuerdo. El pleno del Congreso aprobó la propuesta del diputado independiente Edgar Sánchez, para castigar el contagio intencionado. | Foto: TWITTER
El que infecte a otro con conocimiento de causa podría pasar preso tres años

La reformas al artículo 216 del Código Penal en Coahuila impone hasta tres años de prisión y multa hasta de 49 mil 288 pesos, a quien con conocimiento de que padece algún mal grave y transmisible, como el COVID-19, ponga a otro en peligro de contagio.

De esta manera, las personas contagiadas de COVID-19, que rompan de manera dolosa el aislamiento con el fin de esparcir la enfermedad, serán acreedores a una sanción.

Lo anterior con el fin de resguardar a la población que pueda quedar expuesta al contagio, derivado de la inmadurez de una persona que se sabe sabedora que porta el virus y no se resguarda como corresponde.

LOS CASTIGOS

Esto porque hay quienes no se aíslan como lo estipulan las autoridades de salud de los tres niveles de gobierno, y al contrario salen a las calles a realizar compras o para hacer actividades recreativas, poniendo en riesgo la salud de las demás personas, aseguró el diputado Edgar Gerardo Sánchez.

El legislador independiente señaló que dicha propuesta salvaguarda la salud de los ciudadanos dentro de su artículo 216 denominado Peligro de Contagio, estableciendo sanciones de un periodo de entre tres meses a tres años de prisión y de cien a cuatrocientas unidades de medida como multa.

Agregando que si el sujeto pasivo es menor de dieciocho años o mayor de 60 años, la pena máxima de prisión se incrementará a 5 años además de la multa. 

EL DATO

El Código Penal español castiga con pena de multa o prisión tanto los contagios donde se aprecie dolo como los que ocurren por negligencia del transmisor del virus o de la administración

Andalucía impone multas de hasta 600 mil euros por provocar contagios masivos de coronavirus.

Ana Luisa Casas

Escritora y bailarina. Periodista desde los 19 años. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por Universidad Autónoma de Coahuila. Comenzó su carrera como colaboradora en INFONOR y posteriormente en El Universal de la Ciudad de México. Así como tres medios regionales. Tiene una publicación en “Mínima” una antología de  microficción. Acreedora de la estatuilla Armando Fuentes Aguirre en la categoría de Entrevista y especialista en Derecho a la Información, Fiscalización y Combate a la Corrupción por la Academia Interamericana de Derechos Humanos. Actualmente se desempeña orgullosamente como periodista en Vanguardia.