El funcionario había sido señalado por presuntos conflicto de interés en licitaciones de medicinas a gobiernos

El delegado del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en Jalisco, Carlos Lomelí, renunció a su cargo este viernes.

El funcionario había sido señalado por supuesto conflicto de interés en licitaciones relacionadas con medicamentos a gobiernos.

La renuncia se interpuso desde el miércoles pasado, y se da a conocer el marco de una visita de bajo perfil de López Obrador a Jalisco.

Sobre el tema de los medicamentos, el 20 de junio, el presidente respondió los cuestionamientos sobre la participación del delegado en Jalisco en la licitación.

Se le preguntó al mandatario sobre la posición que Lomelí ha tomado al respecto, ya que se trata de un funcionario público y, quien prometió “no participar en ninguna licitación mientras ostentara algún cargo”.

“Desde su punto de vista, ¿es correcto que un funcionario público participe en una licitación para obtener un contrato de esta magnitud?”, le preguntaron al presidente.

Ante ello, López Obrador aseguró que la Secretaría de la Función Pública tomó cartas en el asunto y que la próxima semana se dará a conocer un dictamen para determinar la situación de Carlos Lomelí.