Foto: Especial
Tan grandes fueron las cantidades de droga que movieron los cárteles (hasta el momento continúan operando en distintos aeropuertos), que las mismas autoridades federales no han podido dimensionarlas

Mientras el cártel de Sinaloa se apoderaba del control del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, los Beltrán Leyva lo hacían del de Toluca. Aunque todavía operan, sus mejores años para recibir y mandar cargamentos por esas vías fue entre 2010 y 2013, comentan fuentes de inteligencia.

Bajo el cobijo y protección de mandos policiacos y trabajadores del aeropuerto, el cártel de Sinaloa, con Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada, trasegaban heroína, cocaína, metanfetamina y dinero en efectivo.

Tan grandes fueron las cantidades de droga que movieron los cárteles (hasta el momento continúan operando en distintos aeropuertos), que las mismas autoridades federales no han podido dimensionarlas.

De acuerdo con las fuentes consultadas, entre los años antes mencionados, elementos de la Policía Federal adscritos al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) recibieron enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Sinaloa, que los hicieron millonarios.

Mencionaron que en junio de 2012, cuando se enfrentaron entre sí policías Federales en la Terminal 2 del AICM, fue porque ese día se iban a repartir una fuerte cantidad de dinero, en dólares, que había pagado Sinaloa; pero hubo desacuerdos en la repartición, lo que originó el tiroteo, con un saldo de tres efectivos muertos. Los federales involucrados operaban para que la cocaína pudieran ser enviada a Europa.

La versión oficial fue que uniformados realizaban trabajos de investigación relacionados con el tráfico de drogas. Se trataba de una red de funcionarios que estaban involucrados con la organización.

En la investigación la Procuraduría General de la República (PGR) detectó que los cargamentos para El Mayo provenían de Perú, Colombia, Argentina y Brasil. Llegaban al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México y de ahí podían salir a Estados Unidos, España o Italia.

Para detectar la red de funcionarios en el Aeropuerto de la Ciudad de México, Estados Unidos, mediante la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA) también ha colaborado con las autoridades mexicanas; sin embargo, el recinto continúa siendo uno de los principales puntos de tráfico de drogas.