Foto: Especial
El monto de los Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) se ubicaron en 183 mil 752 millones de pesos, lo que significó una caída de 35.3 por ciento con respecto al mes pasado y 37.9 por ciento en comparación con el año anterior

Ciudad de México. La tenencia de valores gubernamentales en posesión de inversionistas extranjeros fue de 2 billones 101 mil 77 millones de pesos al 23 de julio de este año, revelan los informes más recientes del Banco de México.

Este monto es menor en 0.5 por ciento con respecto al alcanzado un mes antes y 2.9 por ciento inferior a la cantidad observada en el mismo periodo de 2018.

El monto de los Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) se ubicaron en 183 mil 752 millones de pesos, lo que significó una caída de 35.3 por ciento con respecto al mes pasado y 37.9 por ciento en comparación con el año anterior.

Estas bajas fueron parcialmente compensadas con incrementos en los Bonos M de mayor plazo de vencimiento.

Los informes del Banco de México precisan que en los valores de mas largo plazo como los Bonos M, se alcanzó un monto de 1 billón 863 mil 504 millones de pesos , lo que representó un aumento de 5 por ciento con respecto al mes anterior y una alza de 2.8 por cinto con relación al año anterior.

Santiago Leal Singer, subdirector de Estrategia de Mercados de Banorte explicó que la tenencia de Cetes en manos de extranjeros refleja el apetito por papeles de más corto plazo de vencimiento pero también afectados por temas técnicos como arbitraje y tipo de cambio, lo que no necesariamente marca una tendencia.

En el segundo caso, agregó, los Bonos M engloba un mercado más amplio cuyos papeles se extienden a plazos de hasta 30 años por lo que es mixta la dinámica que se esta reflejando en el mercado.

“Lo que si estamos viendo es una baja en la posición de los extranjeros en el papel de más corto plazo y esto obedece a varos factores como el movimiento sincronizado en el mundo de bajas en las tasas de interés en los principales bancos centrales donde la tasa de Banco de México no se ha movido.

“Y cuando la tasa de un papel de deuda baja su precio sube entonces en esta parte más corta de la curva que son los Cetes ha habido alternativas a lo largo del mundo que por lo pronto son probablemente más atractivas para este tipo de inversionistas”.

El especialista destacó que los inversionistas extranjeros mantienen una posición relativamente robusta en instrumentos de más largo plazo que mantiene cierta variación pero se mantiene muy cercana a sus máximos históricos de más de 1.8 billones de pesos, que equivalen al 60 por ciento de la emisión.

Señaló que esta tendencia mixta de salida de posiciones en papeles de corto plazo y estabilidad en los de más largo plazo se observa desde febrero de este año.