La propuesta aprobada esta semana en Oaxaca se podría replicar en la CDMX | Foto: Especial
Claudia Sheinbaum dijo que su Gobierno analizará prohibir la venta de alimentos chatarra a menores de 18 años de edad, una medida que el Gobierno de Tabasco impulsará y que ya fue aprobada en Oaxaca

El Gobierno de la Ciudad de México analizará proponer al Congreso local la prohibición de venta de alimentos ultraprocesados a niñas y niños, como avalaron esta semana legisladores de Oaxaca.

“Es una medida que vamos a revisar”, dijo esta mañana la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, al ser cuestionada si su Gobiernos replicar la medida aprobada en Oaxaca. “Lo evaluaremos con diputados y diputadas”, agregó.

La mandataria reconoció que la comida chatarra, las grasas saturadas y el cambio de dieta en los últimos años ha derivado en afectaciones a la salud de la población.  “No es buena noticia que México sea el número uno en consumo de refrescos, lo que genera comorbilidades”, dijo.

“Nuestra población tiene que ir a una vida mucho más saludable y eso está asociado a una alimentación mucho mas nutritiva la disminución en el consumo de refrescos, grasas saturadas, y la activación física”, agregó.

Sheinbaum Pardo dijo que por el momento las autoridades capitalinas trabajan con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e institutos de salud en un programa de atención a personas con diabetes y un programa de prevención que se vincula con el que se aplica a nivel nacional, llamado Vida Saludable.

Oaxaca prohibió la venta de bebidas azucaradas y de alimentos de alto contenido calórico a menores de edad el 5 de agosto, un día después el Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, anunció que la próxima semana enviará al Congreso estatal una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud para frenar la venta, distribución y promoción de comida chatarra a niñas, niños y adolescentes.

“Debemos de regresar en la medida de lo posible a la alimentación tradicional y hay que iniciar con los niños para que vayan educándose”, expuso el mandatario en un comunicado.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha advertido que la obesidad infantil en México es una emergencia de salud pública porque es el país con el mayor número de consumidores en América Latina de productos ultra procesados, incluidas las bebidas azucaradas.

De acuerdo con el organismo, las tasas más altas de este consumo se encuentran entre los niños en edad preescolar que comen alrededor del 40 por ciento de sus calorías de esta manera y afirmó que un tercio de los niños y adolescentes mexicanos tienen sobrepeso u obesidad.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) reveló que la obesidad y el sobrepeso aumentaron de 71.3 por ciento en 2012 a 75.2 por ciento, en 2018.

Sinembargo

Portal de noticias sin censura, la información y actualizaciones más recientes de México y el Mundo.