Cortesía
Con el objetivo de celebrar la vida, como la muerte, el Museo del Desierto ofrecerá verbena popular, con mega alebrije, catrinas, comida, música y matlachines

El gigantesco dinosaurio que da la bienvenida a los visitantes del Museo del Desierto, ahora es un enorme dragón.

El T-rex del Mude fue emplayado con película plástica, técnica que ayudará a protegerlo de la pintura que lo decora. La réplica de 12 metros de largo y 7.5 de ancho fue intervenida por Dina Gaona, Ismael y José Cárdenas, Eduardo Ortíz, Cesar Ramírez, Natalia Blanco y Patricia Galindo, del colectivo arte urbano Yo Soy Zapalinamé

Foto: Tomada de Internet

Esta intervención se realizó con el objetivo de celebrar la vida, los colores y sabores de las tradiciones mexicanas y los productos que emanan de ella. Dentro de este festejo del Día de Muertos se realizó a la par la inauguración de Las Delicias del Desierto, que ofreció degustación de los platillos de lo mejor de la gastronomía mexicana, con un toque de desierto. 

Además, esto es el pre de los festejos que se llevarán a cabo a lo largo del mes de noviembre como parte del aniversario número 17 del Museo del Desierto.

Claudia Luna, coordinadora de Divulgación del Mude dijo que intervenir la réplica funcionó como un mensaje de poner en alto nuestra identidad y colorearla de vez en cuando.